La salida de Pedro Sánchez del PSOE, más que una derrota, parece ser una retirada a tiempo. Vencido por los barones por apenas 30 votos a mano alzada, en un comité que deja un PSOE dividido en dos, Sánchez se encuentra en este momento preparando a sus tropas. Sabe que se ha convertido en mártir tras ser crucificado por su defensa del “No es No”, y que eso le ha llevado a granjearse el apoyo de gran parte de la militancia de base.

Por ello, Sánchez ha seguido manteniendo reuniones con su círculo de leales con un objetivo claro: Potenciar el movimiento sanchista y, desde una segunda fila, apoyar los movimiento de las bases en la defensa de la celebración de un congreso extraordinario y primarias. Algunos de los apoyos con los que Pedro Sánchez mantiene permanente contacto son Francisco Toscano, alcalde de Dos Hermanas, Oscar Puente, alcalde de Valladolid, Cesar Luena, secretario general del PSOE de la Rioja, Miquel Iceta secretario general del PSC, Luis Tudanca, Secretario General de Castilla y León, o las diputadas Susana Sumelzo, del PSOE aragonés, o Adriana Lastra, del PSOE Asturiano que cuenta con el aval de parte de esta federación.

Patxi López y Antonio Hernando

El objetivo de los críticos, hoy al frente de la gestora, sería intentar atraer a sus postulados de la abstención táctica a líderes como Patxi López –que ayer mismo se reafirmaba en el No–, Antonio Hernando y buena parte del PSC Catalán, si bien esta federación se mantiene una calma tensa antes de la celebración de las primarias.

Comité Federal, primer envite 

Los Sanchistas preparan así la batalla y el camino para unas primarias, donde darán la batalla, y un Comité Federal donde querrán evidenciar de nuevo las diferencias en el seno del PSOE. De un lado, la abstención prometida al PP por los críticos; de otro, el “No es No” de los que se alinean con Sánchez. Este movimiento en el comité federal tendría como objetivo una foto fija de aquellos líderes que están a favor de la abstención, y en concreto de una Susana Díaz que, tras liderar las voces de los críticos en el último comité federal, ha salido muy perjudicada en lo que a su imagen pública se refiere respecto a la militancia de base y parte del electorado socialista.

De esta forma, se prepararía el camino para la celebración de un congreso extraordinario o primarias en los meses de junio o julio del próximo año. Allí, Pedro Sánchez optaría de nuevo al liderato del PSOE.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Y lo más cachondo es que el defenestrado Pedro Sánchez es el único capaz de salvar al PSOE de su defunción definitiva, paradójico ¿no? Si no fuera porque no les atribuyo tamaña inteligencia me parecería una maniobra brillante.

  2. El PSOE está en una huída hacia delante con la vana esperanza que, mientras, escampe. En mi opinión, es inevitable su pasokización.

  3. Pues si Sánchez es el único en estos momentos con autoridad moral para llevar las riendas del PSOE. Porque a Madina lo han arrastrado a la mierda.A mi gustaría saber quien es la eminencia política que aconsejo a la Reina de Triana que dinamitará el PSOE de esta manera. Mas que trabajo de fontanería es propio de “ingenieros de fosas sépticas” donde se deberían de lavar estas inmundicias políticas.

  4. A Sánchez se pensaban que le iban a gobernar como una marioneta y que fuese él que pagase el coste de la abstención y Pedro Sánchez ha demostrado una gran astucia apelando al voto de los militantes, dió un paso atrás y los barones proabstencionistas se quemarán por permitir de forma pasiva que siga gobernando en España un partido con innumerables casos de corrupción, Pedro Sánchez volverá bien liderando o apoyando.

  5. Pedro Sánchez tiene un laro recorrido en política. Estará ahí mycho tiempo después de que los barones golpistas hayan caído todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 4 =