Este miércoles se celebra en el Congreso de los Diputados un Pleno extraordinario para someter a votación el nombramiento de la periodista Rosa María Mateo como administradora única provisional de RTVE y, aunque todo apuntaba a que esta vez sí se podría avanzar en la reforma del ente público, el PDeCat, después de su Asamblea de ayer en la que ha tomado el mando de la formación el sector de Puigdemont, los soberanistas catalanes amenazan con no apoyar la elección de Mateo.

Los votos del PDeCat son necesarios para sumar una mayoría necesaria y por el momento todo está en el aire. Después de la dimisión de Marta Pascal al considerar que había perdido la confianza del expresident, Carles Puigdemont, la nueva dirección liderada por David Bonvehí, no parece estar dispuesta a ponerle las cosas fáciles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Para ser nombrada, Mateo necesita el respaldo de dos tercios de la Cámara Baja en primera votación o de la mayoría absoluta y el apoyo de la mitad de los grupos parlamentarios en una segunda vuelta, que tendría que celebrarse pasadas 48 horas.

La falta de sintonía entre Marta Pascal y Puigdemont fue evidente cuando se celebró en el Congreso de los Diputados la moción de censura de Pedro Sánchez, el expresident no era partidario de apoyarla y Pascal, desde el primer momento, se mostró favorable a que prosperase, como así ha sido.

Este cambio de rumbo en la dirección del PDeCat, en el que los nuevos dirigentes han comenzado con la advertencia de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tendrá más complicado contar con el eventual apoyo de la formación catalana, avanza momentos complicados para los cambios que el Partido Socialista quiere hacer efectivos al ser necesarios para ello los votos soberanistas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × tres =