Foto Agustín Millán

Las pensiones históricamente siempre han mantenido el poder adquisitivo. Así ha sido durante más de veinte años: desde 1991 hasta 2011. Por el contrario, el Partido Popular ha sido el peor Gobierno para los pensionistas, especialmente para los que perciben las pensiones más baja, según UGT, que también destaca que “la reforma de las pensiones del PP aboca a un futuro de pensionistas pobres”.

En la presentación del informe “Mantener el poder adquisitivo de las pensiones”, donde exige su revalorización al IPC, han participado la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social, Mari Carmen Barrera, el secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionista (UJP – UGT), Anatolio Díaz y el economista Antonio González.

Foto Agustín Millán

Para el sindicato el año de mayores pérdidas de poder adquisitivo de las pensiones “no es, como se suele repetir, 2011 sino 2012.” Según su criterio, “en 2012, todas las pensiones, las altas, las mínimas, las no contributivas, todas perdieron 1,5 puntos de poder de compra” ha señalado el economista.

UGT ha advertido que aunque el empleo crezca, no impedirá que las pensiones pierdan poder adquisitivo. Como reconocen el Banco de España, la AIReF, FEDEA y los organismos internacionales, la no actualización al IRP, por la reforma de 2013 llevará a que la subida anual de las pensiones no sobrepase el 0,25% durante por lo menos 25 o 30 años.

La reforma de 2013 se diseñó para provocar el empobrecimiento de los pensionistas, para que cada uno de ellos perdiera poder adquisitivo todos los años de su vida, haciéndose más pobre cuanto más anciano, según los sindicalistas.
Los pensionistas si se mantienen las ínfimas subidas del 0,25% durante los próximos treinta años, van a perder poder adquisitivo, (por aplicación del Índice de Revalorización de la Reforma de 2013), que ascenderá a entre un 30 y un 40% de su pensión en veinte años, según la inflación media soportada sea de un 1,5 o de un 2% anual, señala el informe presentado hoy.

Foto Agustín Millán

Reducción

La cuantía real de una pensión de 1.000 euros mensuales se verá reducida en veinte años a 718 euros o a 585 euros, según la inflación anual sea del 1,5% o del 2%.

Para Mari Carmen Barrera, “las pensiones ni pueden ni deben perder poder adquisitivo”. El mantenimiento del poder adquisitivo de la pensión es un derecho contemplado al más alto nivel.

UGT denuncia que no se pueden conculcar (con un mecanismo que congele de forma permanente las pensiones) las bases jurídicas de este derecho. Forma parte del consenso básico del Pacto de Toledo (que rige el sistema público de pensiones) desde su fundación y firma hace más de veinte años.

Para la secretaria de Empleo, “ningún país ha implantado un mecanismo de falsa revalorización como el español. Todos los países garantizan por lo menos el poder adquisitivo y generalmente son incluso más generosos” (para que las pensiones se beneficien de las mejoras de las economías).

“Ha sido un error político tanto como una aberración social. Y es social, jurídica y políticamente insostenible. Desde el punto de vista social es insostenible un mecanismo que devalúe de forma continuada y acumulativa todas y cada una de las pensiones”, ha afirmado Barrera.

Foto Agustín Millán

Para el sindicato es un error jurídico, porque vulnera el artículo 50 de la Constitución, pero también lo hace con el artículo 14, y además contraviene el artículo 9.3, porque vulnera el principio de seguridad jurídica, dado que millones de los actuales pensionistas accedieron a su pensión antes de la implantación del IRP, con expectativa de no empobrecerse.

Y en el plano político, se trata de un error insostenible en el tiempo. “El Gobierno, ningún gobierno, podrá soportar la presión de mantener mes tras mes y años tras año una política de recorte del nivel de vida de más de nueve millones (que sobrepasarán los quince) de pensionistas”, ha afirmado Mari Carmen Barrera. Las fuerzas políticas que suman la representación mayoritaria de los ciudadanos, con la única excepción del PP, están ya en contra del IRP impuesto por el Gobierno, y son partidarias de una u otra forma de revocarlo y de mantener el poder adquisitivo.

La reforma de pensiones de 2013 carece de legitimidad política suficiente y es hoy ya muy débil y hay que cambiarla. Es totalmente injustificable que los pensionistas se empobrezcan:
No se puede justificar el empobrecimiento de las pensiones con el argumento de que no hay dinero. “¿O es que van a tener que pagar los pensionistas por la crisis, y por una equivocada política de austeridad, y por la reforma del mercado de trabajo que llevó al paro y a la devaluación salarial a millones de trabajadores, y por el rescate bancario? ¿Van a tener que pagar más ahora que todo va mejor por haber sufrido menos antes? ¿es que piensa el Gobierno arreglar la situación de los trabajadores a cambio de que los pensionistas sean cada día más pobres?”, se ha preguntado Barrera.

Mantener el poder adquisitivo de las pensiones: se puede y se debe. Para la secretaria de Empleo, resultan ridículas las declaraciones que sostienen que si se les dice la verdad a los pensionistas se preocuparán e inquietarán. “¿Qué se quiere decir? ¿Que hay que tenerles engañados sin que sepan que el Gobierno ha aprobado ya medidas para empobrecerlos?”.

La UGT quiere que esto no se produzca. Quiere que el Presidente del Gobierno se comprometa públicamente a que las pensiones no van a recortarse ni empobrecerse.
El sindicatodefiende el mantenimiento del poder adquisitivo como una componente fundamental, esencial y primordial del derecho a unas pensiones suficientes.

Se trata de un derecho básico inseparable del derecho a la pensión de jubilación.
Y como tal derecho, la UGT entiende que hay que garantizarlo por encima de todo (porque si no se garantiza, significa la pobreza para todos los pensionistas.

UGT se va a dirigir al Gobierno y a los grupos parlamentarios para que apoyen y aseguren desde este mismo ejercicio, y en el futuro, el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones.

Foto Agustín Millán

El sindicato continuará con las movilizaciones de pensionistas y del resto de los trabajadores hasta tanto eso se consiga.

Anatolio Díaz secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionista (UJP – UGT), ha hecho un llamamiento a las movilizaciones y en particular a acudir a la manifestación del sábado 17 de Marzo, que en Madrid será entre la Puerta del Sol y el Museo Reina Sofía a las 11 de la mañana.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 5 =