Iñaki Urdangarin ingresaba este lunes en la prisión de Brieva, a siete kilómetros de Ávila, para cumplir los cinco años y diez meses de prisión a los que ha sido condenado por el desvío de fondos públicos del Instituto Nóos. El ex duque de Palma, esta ingresado en un pabellón de cinco celdas para varones dentro de esta cárcel de mujeres, que actualmente se encuentra vacío, por lo que su privacidad le cuesta el más absoluto aislamiento.

Nadie ha conseguido la imagen de Urdangarin entrando al centro penitenciario abulense. Y así es como lo querían tanto la infanta Cristina de Borbón, como la Casa Real y el propio Urdangarin. Por ello, a las 8:13 horas de la mañana del lunes se presentó a bordo de un furgón oscuro ante la puerta del módulo de ingresos de la prisión de Brieva.

Las medidas de precaución se van a prolongar en el tiempo. A pesar, de haber otras 95 reclusas, Iñaki Urdangarin va a estar completamente solo, sin ningún compañero con el que interactuar en el patio y, el motivo principal es para evitar que pueda ser agredido o chantajeado. Algo, que no sería de extrañar ya que no todos los días un preso tiene entre sus compañeros a un ex duque de Palma.

Se han seguido las recomendaciones del Ministerio del Interior y el propio Urdangarin escogió esta prisión entre las que le fueron recomendadas según las condiciones de seguridad y privacidad. Su intimidad y la de su familia esta más que garantizada, que tampoco tendrán que hacer colas para las visitas semanales o los vis a vis mensuales.

Las condiciones serán muy parecidas a las que tuvo otro el exdirector de la Guardia Civil, Luis Roldán, que estuvo ingresado en la misma cárcel. Además, la cárcel que había sido descrita como la más fría en diversas ocasiones cuenta desde mediados de 2017, con una mejora en las instalaciones de calefacción, agua caliente y gas.

De este modo, después de siete años, diez meses y 24 días desde que la Audiencia Provincial de Palma abriera una investigación sobre los negocios del marido de la infanta Cristina, se produce la entrada en prisión, dando un respiro a la justicia que tantas veces ha sido cuestionada.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 5 =