Según la filosofía hindú, el sueño (subconsciente), el dormir sin soñar (inconsciente) y el estar despiertos (consciente) son distintos estados de la consciencia. Cuando un estado es predominante los otros dos permanecen en forma latente, atentos.

La gran diferencia que hay entre el estado de soñar y el de estar despiertos, es que en el primer caso, el de soñar, el creador del sueño es el durmiente, el diseña los personajes, la escenografía y el argumento, mientras que en el segundo caso, la realidad despierta, se supone que el protagonista es solo dueño de sus actos, pues la puesta en escena y los demás personajes, aunque interactúan con él, están fuera de su control.

La gran ventaja que tienen los sueños sobre la vigilia, es que son un ensayo sin riesgo, pues todo queda en la mente del soñante. Es muy importante darnos cuenta que en los sueños no hay que buscar interpretaciones en el mas allá, ni en esoterismos; son una interpretación de la realidad desde el mas acá, desde el centro de nuestro cerebro y que no entendamos su lenguaje no significa que sea una ciencia oculta, más bien es una ciencia por descubrir.

No es que los fantasmas, los espectros, las psicofonías dejasen de existir cuando descubrimos la electricidad, es que empezamos a adentrarnos en la física de la energía y comenzamos a comprenderlos, a familiarizarnos con ellos a través de la radio, la televisión y el cine.

Hace unos días recibí el sueño de una mujer de mediana edad que paso a relatar:

Antes de esto que cuento, la asesina ha matado a más gente, pero la primera imagen que recuerdo es la de la asesina, una chica joven, con mucho odio dentro y muy muy fría en sus actos; está en una habitación de un piso y tiene a una mujer rubia con media melena y piel muy blanca atada en una silla. Y la va a matar, pero antes de ello la tortura. Por cada cosa que le dice, le arranca un trozo de algo. ¡Y yo lo veo!!! Es decir, soy capaz de mirar, cuando en mi vida real, me cago con estas cosas. Le corta un dedo, y luego un trozo de oreja y luego un trozo de nariz. Y lo tira todo al suelo. Luego la victima aparece rapada. Yo estoy en otro sitio, intentando averiguar dónde están la asesina y la secuestrada. Es como si yo fuese policía. Y de repente, alguien descubre que está loca tiene fobia a los niños pequeños. Y a la vez, su hermana pequeña, como de cinco o seis años, llega a idéntica conclusión. Por lo que entra junto con su otra hermana, aún más pequeña, en el piso. No tienen miedo. Y traen a cientos de niños. Esto descoloca a la asesina. De repente la secuestrada ya no está y yo aparezco y empujo a la asesina que se da un golpe en la nuca y cae muerta. Pero como no sangra, le clavo un cuchillo o algo similar en el pecho.

Luego la asesina cuenta a la policía por qué hace esas cosas. Escucho atentamente y recuerdo lo que dice. Y la victima aparece por allí, ya con pelo y con pequeñas heridas, donde antes le habían arrancado partes de su cuerpo. 

¡Vaya historia!!!!!

Y esta es mi interpretación:

Qué de información tiene la soñante sobre el problema. Sabe que se enfrenta a una situación extrema (la asesina ya ha matado a personas), que hay una agresividad brutal, pero también falta de experiencia (mujer joven con mucho odio), que le gusta exhibir su poder, humillar y anular a los demás (tortura a otra mujer, la rapa, la corta los dedos y los tira al suelo…) y a partir de ahí el subconsciente le empieza a dar un camino, y una manera de afrontar el asunto: La soñante debe ser fuerte, demostrarse a sí misma que no va a poder con ella (soportar tanta barbarie) y entonces la mente soñante a través de los recuerdos (de repente alguien descubre que está loca), le ofrece una solución: desactivar el problema con las armas contrarias, con la inocencia, con la transparencia (sus hermanas pequeñas), que no puede comprender ( descolocan a la asesina, golpe en la nuca).

Pero lo tiene que hacer de una manera contundente (sin miedo, llena la casa de niños), asegurarse (no sangra) de que queda totalmente desactivado (cuchillo en el pecho).

Una vez resuelto el problema, debe investigar y analizar el motivo por el que surgió (recordar lo que le dice la asesina a la policía), entonces probablemente solucionándolo desde la raíz, las consecuencias no sean tan graves (aparece la victima con pelo y pequeñas heridas).

No sé cuál es el problema, ni el motivo, ni la solución, ni quiero saberlo, pero si escuchamos a nuestro subconsciente, a nuestros sueños, nos daremos cuenta que son parte de nuestra existencia, que son un equilibrio, una respuesta del mundo energético al mundo material, entonces comprenderemos que la mente quiere que traslademos su mensaje onírico, su propuesta de solución a la vigilia y en este estado de consciencia, con ayuda de la inteligencia racional, podremos descifrar su mensaje.

 

Buenas noches, felices sueños.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =