Nuevo escándalo relacionado con los másteres de la Universidad Rey Juan Carlos ahora llega al futbol. El presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), David Aganzo, está acusado de aprobar el denominado “Máster de Entrenador de fútbol” que impulsó Ángel María Villar sin acudir presencialmente a clases.

En realidad, no se trataba de un máster oficial, sino de un curso de especialista. Aganzo faltó a la mitad de las clases de la primera edición celebrada del máster, entre noviembre de 2016 y junio de 2017. El propio sindicato de jugadores, han asegurado que su presidente “estuvo presente en siete u ocho clases”, cuando las bases del Máster exigían por lo menos el 75 por ciento de asistencia presencial, al menos a once jornadas.

Desde la AFE han afirmado que su presidente “está muy tranquilo. No ha faltado a la verdad, hizo lo que le dijeron que tenía que hacer”, según estas mismas fuentes Aganzo recibió una nota media de seis, y que podría a ver sido mayor si hubiera asistido a las clases, porque sí que “entregó el TFM, y los demás trabajos que se le exigieron y que “su no asistencia presencial le penalizó en la nota final”. Desde la AFE han insistido que antes de cursar el Máster, “ya disponía de los tres niveles de entrenador”.

Aganzo aseguró ayer que cuando no estuvo presente siguió las clases a través de una plataforma online. Desde la AFE insisten en que “cumplió con todo lo que se le pidió y exigió en todo momento”, y acrecientan para cuyo título no se exigió un porcentaje mínimo de asistencia presencial.

Afirmación que no es cierta, tal y como puede leerse en la Guía oficial del máster que adjuntamos en esta noticia. En ella puede leerse, en su apartado 10, que “El número de sesiones presenciales será de 15, siendo obligatoria la asistencia, al menos, al 75% de dichas sesiones para considerar como apto a un alumno, siendo ésta una de las condiciones indispensables para la obtención del título correspondiente”. La Guía no hace la distinción a la que alude AFE en su comunicado.

En el apartado 3 dice:

“Al finalizar el Máster se podrá obtener una de la siguiente titulación:

– Todos los alumnos que estén en posesión del título de Entrenador Profesional (UEFA PRO) o el de Licenciado/Grado en Ciencias de la Actividad Física o/y el Deporte o equivalente, y que finalicen el Máster con la calificación de APTO, obtendrán el título de “Especialista en Entrenador de Fútbol” reconocido por la URJC como título propio.

– Los alumnos que no posean alguna de las titulaciones anteriormente previstas, el título que obtendrán es el de “Experto en Entrenador de Fútbol” también reconocido por la URJC como título propio”.

En el comunicado de la AFE se dice que era un título privado. Pero en realidad se trata de un título propio de la Universidad Rey Juan Carlos, como así consta en el apartado 3 antes transcrito de la Guía oficial. Era semipresencial, y con 15 clases presenciales semanales, que se impartían en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas de 10h a 19h. El curso estaba compuesto por 11 módulos, con varios bloques temáticos de los que los alumnos tenían que examinarse o entregar un trabajo. En total, había 120 horas presenciales y otras 180 online.

Dos alumnos han afirmado que el actual presidente de la AFE no asistió a la mayoría de las clases. Diego Segado, aseguró en Onda Cero que le sorprendió ver a Aganzo en la entrega de diplomas: “Pensé que iría a saludar o simplemente estaba allí, pero no. Fue a recoger el diploma. Yo a Aganzo le vi dos o tres días, no más”.

Otro compañero confirma el trato de favor que recibió el actual presidente de la AFE, al haber sido profesional del fútbol con respecto a los alumnos que no lo han sido. “Lo ha habido, lo hay y creo que va a ser muy difícil que deje de haberlo. Se ve en las titulaciones UEFA de los entrenadores. Los exfutbolistas profesionales lo hacen de forma exprés en tres o cuatro semanas, mientras los demás tenemos que estar tres años”, ha afirmado uno de los que si asistieron al Máster para entrenadores.

Lissavetzky el expresidente del Consejo Superior de Deportes en aquellos años, ha recordado que era un título propio y que todo dependía de la RFEF, que era la que puso las normas. “Nosotros dábamos el visto bueno a los profesores y al temario, nada más”, ha afirmado.

La Universidad Rey Juan Carlos en un comunicado han señalado que “esto no es un Máster, es un título propio o curso de especialista, pues solo tiene 300 horas de formación, mientras los másteres oficiales tienen que tener 600 horas”. El convenio firmado con la Federación de Futbol presidida por Villar especificaba se tenía que encargar de todo, tanto de los profesores como del desarrollo del curso. “De hecho no se celebró en ninguna de nuestras sedes, sino en Las Rozas. Lo único que tenía que hacer la Universidad era supervisar el contenido académico y de lo demás se encargaba la Federación. Hemos pedido una reunión para aclarar lo ocurrido”, han finalizado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − ocho =