Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización de Liberación de Palestina (OLP), calificó de «ridículas» las declaraciones del vicepresidente estadounidense Mike Pence de que su actual visita a Oriente Medio estaba destinada a ayudar a los esfuerzos para intermediario de paz entre israelíes y palestinos.

Ashrawi afirmó que los «estadounidenses no pueden hablar sobre el proceso de paz después de haberlo socavado tras el reconocimiento (del presidente estadounidense Donald Trump) de que Jerusalén es la capital de Israel».

Más bien, Estados Unidos lo ha empeorado, ya que ahora también busca socavar el problema de los refugiados reduciendo la ayuda financiera a la Agencia de Ayuda y Obras para los Refugiados de Palestina (UNRWA) en más de 100 millones de dólares, 65 millones en apoyo presupuestario y 45 millones en ayuda alimentaria, para presionar a la Autoridad Palestina a regresar a la mesa de negociaciones con Israel.

Ashrawi refutó las afirmaciones de EE. UU. de que la visita de Pence al Medio Oriente tenía la intención de proteger a los cristianos de Oriente Medio y explicó que el verdadero propósito de la visita es asegurar a Israel que Estados Unidos y él están en la misma trinchera considerando que Pence es un fundamentalista cristiano evangélico que interpreta el Antiguo Testamento literalmente.

Comentando en los informes de prensa que los palestinos serían los únicos que se negarían si rechazaban el llamado acuerdo definitivo de Trump, Ashrawi declaró que Trump no había presentado ningún acuerdo y que todo lo que se rumoreaba sobre el trato eran informes de los medios israelíes.

También expresó su convicción de que el acuerdo eran, principalmente, instrucciones transmitidas por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu a los estadounidenses a través de AIPAC y otros funcionarios estadounidenses.

Pence llegó a Israel el pasado domingo procedente de Jordania  en una visita de dos días que incluye reuniones con altos funcionarios israelíes. Su viaje fue planeado originalmente para diciembre e incluyó una visita a Belén y los territorios palestinos y una reunión con el presidente Mahmoud Abbas. Sin embargo, todos los planes cambiaron después de que los palestinos decidieran no reunirse con los funcionarios estadounidenses después de la declaración de Jerusalén como capital del Estado de Israel por parte del presidente Donald Trump.

Los palestinos protestan contra la visita de Pence

El sector del transporte en Cisjordania declaró que detendrán todos los transportes públicos el martes al mismo tiempo que la huelga general convocada por las facciones políticas palestina para protestar contra una visita al área del vicepresidente estadounidense Michael Pence.

Esta huelga es una muestra de apoyo al pueblo de Jerusalén y una condena a la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

El Ejército de Israel endurece los ataques a los palestinos

Unidades encubiertas israelíes disfrazadas de civiles atacaron el lunes a escolares en la ciudad de Kufr Malik, en Ramallah, y retuvieron a tres de ellos durante media hora antes de que intervinieran los residentes y ayudaran a liberarlos. Los niños tenían entre 7 y 10 años.

Las unidades encubiertas atacaron a niños de la escuela primaria Kufr Malik mientras esperaban al autobús escolar, alegando que los estudiantes arrojaron piedras a los vehículos del ejército israelí.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 3 =