Ayer se presento el Informe Anual 2016 de la Libertad de Prensa que elabora anualmente Reporteros Sin Fronteras (RSF)

2016 concluye con 75 periodistas asesinados; 349 encarcelados y 52 secuestrados

La libertad de prensa está en peligro. El año 2017 empieza con malos augurios para los corresponsales, fotógrafos y reporteros del mundo. Países tradicionalmente defensores de la libertad de información, se convierten en feudos de dictadores democráticos, presidentes fascistas o emperadores en busca de imperio.

Las conclusiones del informe del año 2016 son preocupantes. Turquía, Siria, México u Honduras, los principales protagonistas del acto.

Presentado por la periodista Pepa Bueno, ha contado con la presencia del periodista turco en el exilio, Yavuz Baydar, “que tuvo que huir después del intento de golpe de estado y la brutal represión posterior, ya que su vida corría serio peligro en Turquía. Conto además con la presencia de su colega hondureño, Milthon Robles, que huyo de su país después de ser secuestrado por denunciar la corrupción política, económica, y su connivencia con las maras.

En su introducción la presidenta de Reporteros Sin Fronteras España, Malén Aznárez hizo hincapié en el deterioro de las libertades en Europa, con la aprobación de estados de excepción y leyes mordaza, como la española aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy. Turquía se ha convertido en un país donde se aniquila la libertad de información y a los periodistas contrarios al régimen de Erdogan. Un estado que está en negociaciones para entrar en la Unión Europea, en la práctica es una dictadura que aniquila al pueblo Kurco y a sus periodistas. Con la excusa de ser el contenedor de la vergüenza migratoria de Europa, a Turquía se la permite toda clase de tropelías contra los derechos humanos y contra el pueblo Kurdo.

Presentamos este informe en momentos especialmente duros para la profesión, mientras se habla continuamente de “posverdad’ cuando deberíamos decir simplemente ‘mentira’, y cuando las falsas realidades se quieren imponer, a golpe de autoritarismo y matonismo, desde el poder”, aseveró Malén Aznárez.

Pepa Bueno ha sentido vergüenza de ser europea. Europa no puede permitir que el régimen de Recep Tayyip Erdogan haya cerrado más de un centenar de medios, con miles de despidos, y cientos de periodistas encarcelados, muchos de ellos Kurdos. Un pueblo oprimido que ha sufrido en sus carmes la más brutal represión.

En palabras de la Presidenta de Reporteros sin Fronteras España Malén Aznárez: “En un solo día, el 27 de julio, se cerraron y expropiaron 102 medios: 28 canales de televisión, 34 radios, 5 agencias de noticias, 29 editoriales, 58 diarios y 15 revistas. Desde la intentona golpista, las purgas se han recrudecido, con retirada de pasaportes, censura en Internet y redes sociales, y el despliegue de una auténtica caza de brujas contra los periodistas. Tal y como nos preguntamos en la última campaña de Reporteros Sin Fronteras, ¿podemos seguir haciendo como que en Turquía no pasa nada?”

photo5828072704740272095

No puedo olvidarme del pueblo palestino o el saharaui. Dos pueblos encarcelados dentro de muros opresores. Sus informadores y reporteros gráficos son encarcelados por cuestiones políticas, por defender causas justas, e informar de la represión en sus países.

Desgraciadamente son tantos los territorios en el mundo que sufren la represión, el asesinato, la desaparición y la cárcel para periodistas y fotógrafos. El informe se centra en México: los narcos, en Honduras: la corrupción política, económica y las maras.

El asesinato de figuras tan significativas de la lucha por las libertades ambientales como fue el de Berta Cáceres en Honduras o el de Raimundo dos Santos Rodrigues en Brasil, ponen de manifiesto el poder de las corporaciones y las multinacional por hacerse con el control de grandes superficies forestales de América latina y centro América, para desforestarlas. El asesinado creciente de ecologistas y defensores de los derechos humanos, se suma el asesinado de 11 informadores. Cifras insoportables para la vida de las personas.

En Europa la libertad de información está amenazada por una serie de leyes: La llamada “Carta de los Fisgones” en el Reino Unido, la “Ley Mordaza” en España o las medidas de espionaje y vigilancia masivos, aprobadas en Alemania y Francia, son ejemplos de este nuevo caldo de cultivo represivo, que afecta a los medios europeos.

Para la presidenta de RSF España este retroceso en la materia de libertad de información “ha supuesto poner en riesgo peligrosamente el periodismo de investigación, la confidencialidad de las fuentes y la privacidad de las comunicaciones de los informadores”

Afortunadamente en España contamos con buenas y buenos periodistas de investigación, ni mil leyes represoras como la “Ley Mordaza” podrán callarles. Prueba de ello es el buen hacer de la Cadena Ser.

El caso de España y la precarización de la prensa.

España está en el puesto 34 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa.

Malén Aznárez cerró la presentación del Informe Anual de Reporteros Sin Fronteras con un llamamiento a la mejora de la situación de las condiciones de trabajo de los periodistas españoles, cuya precariedad laboral, especialmente en el caso de los freelance, acaba incidiendo en la libertad para informar. “Si las empresas siguen ofreciendo cifras vergonzosas por las piezas periodísticas y los periodistas tenemos que seguir aceptándolo, la situación será cada vez peor. Reporteros Sin Fronteras no deja de denunciar esta situación, que está causando un profundo deterioro de la profesión en nuestro país”.

Seguiremos informando de esta y otras manifestaciones o concentraciones desde las calles.

Para consultar el reportaje gráfico pulse aquí.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 6 =