El juez de un juzgado civil del Tribunal de Cagliari (Italia), encargado del proceso de custodia de los hijos de Juana Rivas, ha ordenado hoy a Arcuri que entregue los menores a su madre para que pueda estar con ellos hasta mañana a las 15.00, hora en la que regresará a España.

Juana Rivas, con evidentes signos de emoción declaraba a la salida del tribunal “voy a ver a mis hijos hoy”

Juana Rivas no había podido estar con sus hijos desde el 28 de agosto a pesar de la resolución judicial que le otorgaba licencia para hacerlo desde el día de ayer hasta mañana, tiempo en el que Rivas estaría en el país para poder comparecer en el Juzgado donde se decidirá la custodia de los menores.

El padre, Arcuri, no había llevado a los niños al encuentro con su madre. Es por esto que la defensa de Rivas presentó hoy una denuncia ante la Policía italiana por “posible delito de desobediencia por incumplimiento de la orden del juez”, confirmó el abogado de la mujer en España, Pérez García

Tras la decisión del juez, Rivas, podrá reunirse hoy con sus hijos.

El juez no informó hoy cuándo se celebrará la próxima vista por este caso.

Además, el letrado de Arcuri en España, Enrique Fabián Zambrano, en un comunicado rechazó que su cliente hubiera incumplido la orden y afirmó que el auto judicial no establecía “lugar de recogida ni entrega de los hijos comunes”.

El abogado de Arcuri en Italia justificó, por su parte, que los niños no fueron llevados ayer con Juana Rivas porque los términos del encuentro debían ser acordados entre ambas partes, y eso no ha sucedido hasta hoy.

La primera vista, ambas partes presentaron “diligencias probatorias” para preparar “todas las circunstancias que se van a dar en el procedimiento”.

El pasado 28 de agosto, Rivas acató una orden judicial en España y entregó a sus hijos a Arcuri, después permanecer casi un mes en paradero desconocido.

Desde entonces, los niños viven en Carloforte con su padre mientras que la madre ha podido mantener contacto con ellos por videoconferencia o teléfono.

Al margen de este proceso por la vía civil, Juana Rivas sigue imputada por su negativa a entregar a los niños a Arcuri el pasado verano, hecho por el que también están siendo investigadas la psicóloga y la asesora jurídica del Centro de la Mujer de Maracena.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 2 de Granada ha decidido recientemente no reabrir las diligencias previas ni adoptar las medidas cautelares que había solicitado Juana Rivas por unos presuntos malos tratos que se produjeron entre 2013 y 2016 en Italia, al entender que la jurisdicción competente es la italiana.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =