La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha aprobado destinar 2,5 millones de euros para su autodenominado ‘plan de choque’ de climatización de centros educativos públicos de la comunidad que se limitará este verano a acometer obras en 51 colegios de los 6.000 edificios existentes en Andalucía pertenecientes a unos 4.500 colegios, lo que supone sólo un 1,13% del total.

Este presupuesto se incluye dentro de las partidas habituales para reformas de verano en los colegios, aunque se ha tenido que anunciar por parte de la Consejería de Educación sin la foto buscada y no lograda con las asociaciones de madres y padres de Andalucía, muy molestas por sentirse utilizadas en este problema y que se han negado a participar en la campaña de división y dilación que a su juicio ha emprendido el equipo de gobierno de Susana Díaz tras explotar mediáticamente esta deficiencia que padece toda la comunidad autónoma de forma estructural, ya que los colegios son los únicos centros públicos sin ningún sistema de climatización homogéneo.

La plataforma de Ampas de Sevilla y provincia, agrupadas en la campaña ‘Escuelas de calor’ –que inició sus movilizaciones a principios de junio, como ya lo vinieron haciendo sin éxito en los últimos años para reclamar este servicio–, considera “un despropósito” el presunto “plan de choque” de la Junta de Andalucía, puesto que solo incluye actuaciones de urgencia este verano en 51 centros, lo que según los responsables de las Ampas significa que “hay niños que pueden pasar calor y otros no”. Según algunos responsables de las Ampas de Sevilla consultadas por Diario16, este anuncio de la consejera de Educación, Sonia Gaya, implica que “en Andalucía habrá niños de primera que no pasarán calor y de segunda que sí”.

Las Ampas lamentan que “en Andalucía habrá niños de primera que no pasarán calor y de segunda que sí”

A través de un comunicado, y un día después de que la propia presidenta de la Junta, Susana Díaz, anunciara un falso acuerdo firmado con las Ampas, la Consejería de Educación ha informado que las obras urgentes de climatización comenzarán este mismo mes de julio “en los centros docentes públicos con necesidades más urgentes de climatización”.

Este punto de vista no es compartido por las asociaciones de madres y padres de colegios públicos de Andalucía, que asegura que la Consejería de Educación “en lugar de una política de igualdad y cohesión social practica lo contrario: desigualdad y descohesión social”.

La inversión de 2,5 millones de euros se enmarca, según Educación, en el habitual plan de actuaciones de infraestructuras educativas que se desarrolla cada verano en Andalucía y que suma un total de 57 millones de euros para 201 intervenciones. La Junta se felicita por lo que denomina un “esfuerzo” por “compaginar este plan de choque con las actuaciones previamente programadas para la época estival”.

El estudio previo de valoración ha sido realizado “rigurosamente” según la Junta por técnicos de APAE con las aportaciones de aquellos ayuntamientos y Ampas que se han reunido con Educación, aunque este colectivo ha rechazado participar en el proceso en varias ocasiones por lo que considera una estrategia dilatoria y disuasoria de la Administración andaluza.

Educación tiene previsto ahora presentar el plan de choque a la FAMP y a federaciones como CODAPA y CONFEDAPA. Según Educación, estos 2,5 millones para el 1,13% de los colegios públicos andaluces “da respuesta a las necesidades más urgentes de climatización que serán seguidas por otras actuaciones a medio plazo”.

Educación pretende que “la comunidad educativa tengan un papel activo en el diseño del Programa de Climatización Sostenible y de Rehabilitación Energética”, que la Consejería ha anunciado que será plurianual y dará solución “adecuada y sostenible” a cada centro.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + tres =