La Audiencia Provincial de Baleares ha acordado a través de un auto que la infanta Cristina continúe en el banquillo de los acusados y sea juzgada como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales en el marco del caso Nóos sobre supuesta corrupción en el que está también imputado su esposo, Iñaki Urdangarin como cabeza visible de la presunta trama delictiva. De esta manera, el tribunal desestima las cuestiones previas presentadas por su defensa en las que invocaba la doctrina Botín.

En la primera vista del caso Nóos, celebrada el pasado día 11 de enero, donde los letrados se limitaron a presentar sus cuestiones previas, el abogado Jesús María Silva, defensor de Cristina de Borbón, solicitó que le fuese aplicada a su patrocinada la “jurisprudencia consolidada” del Tribunal Supremo en torno a la doctrina Botín, y al mismo tiempo solicitó la nulidad de la apertura del juicio oral contra la infanta, dictado por el juez José Castro en diciembre de 2014, al asegurar que Manos Limpias, que ejerce en solitario la acusación particular contra la hermana del Rey Felipe VI, “no puede sostener en solitario la acusación contra Doña Cristina”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cinco =