Francisco Camps saluda a Bernie Ecclestone en las inmediaciones del Circuito Urbano de Valencia

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido que se procese únicamente al expresidente de la Generalitat Francisco Camps en la pieza uno del llamado caso Valmor, que investiga las presuntas irregularidades cometidas en la organización del Gran Premio de la Fórmula 1 en Valencia. Quedarían así archivadas las causas contra el resto de acusados, lo que deja a Camps como único responsable de un posible delito de prevaricación y malversación.

En concreto, el Ministerio Público ha pedido el sobreseimiento de las acusaciones contra la exconsellera de deporte Johnson, el expiloto de motos Jorge Gaspar, su mano derecha en lo relativo a la F1, Belén Reyero, así como del exresponsable de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana Nicolás Figueras.

Esto no quiere decir que el resto de investigados se libre automáticamente del resto de cargos, porque el caso Valmor se divide en tres piezas: esta primera, formada por la negociación previa llevada a cabo por Camps a favor de Valmor, la empresa de Jorge Martínez “Aspar”, y en beneficio del expiloto, también investigado; una segunda con los contratos celebrados por Circuito del Motor, empresa pública encargada de la organización del Gran Premio, y determinados proveedores que resultaban adjudicatarios por orden de Valmor y la tercera relacionada con la absorción de Valmor por parte de la empresa pública Circuito del Motor.

El fiscal considera que Camps negoció con Ecclestone, el que entonces era el magnate y principal dirigente de la F1 “al margen de cualquier procedimiento administrativo y sin ser él un órgano de contratación” y que fue personalmente el ex presidente quien tomó la decisión de que Valencia hiciera tan fortísima apuesta presupuestaria por el Gran Premio. De hecho considera que Camps lo hizo “por el beneficio electoral” que supuestamente le reportaría.

Belén Reyero, la que ha sido hasta ahora considerada como la mano derecha de Camps en todo lo relativo a la Fórmula 1 aseguró en su declaración ante el juez que todo el proyecto y las decisiones que se adoptaban sobre él venían dadas por Camps, tanto en la gestión de la prueba como en el hecho de que estuviera Valmor en su organización.

El expresidente de la Generalitat valenciana está siendo investigado también por prevaricación, falsedad y malversación en la pieza separada del caso Gürtel remitida a Valencia por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, en la que se investigan supuestas irregularidades en las adjudicaciones por parte de la Fundación que organizó la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + once =