La Fiscalía ha pedido cuatro años de prisión para el expresidentee Narcís Serra por el aumento de sueldos directivos de la entidad. Medida de la Fiscalía que se solicita por dos delitos de administración desleal, según han informado las agencias de información.

Se da la circunstancia de que la situación de Serra recuerda a la del propio rato por Bankia.

El escrito acusa a un total de 41 personas, todos ellos miembros de los consejos de administración de la caja de ahorros que aprobaron, en dos votaciones distintas, las subidas salariales. De ellos, 17 consejeros (incluidos Serra y Todó) participaron en las dos reuniones y por eso el fiscal les atribuye dos delitos de administración desleal. Y solicita, por cada uno de ellos, dos años de prisión. El resto (24) votaron a favor de los aumentos solo en una ocasión y afrontan por ello un solo delito y una petición de pena de dos años.

“En la entidad han existido retribuciones e indemnizaciones desproporcionadas y ajenas a su real situación de insolvencia”, relata el fiscal en su escrito. Maldonado agrega que esas remuneraciones se produjeron “en un entorno de grave crisis económica imperante en nuestro país”. “Sorprende”, señala, que CatalunyaCaixa “por un lado suscribiera tales contratos y por el otro solicitase la inyección de dinero público por parte del FROB”.

La Audiencia de Barcelona tendrá que fijar ahora fecha para el juicio en una causa que nació a raíz de una denuncia de la Fiscalía.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × dos =