Parece que el mundo del futbol se le ha puesto entre ceja y ceja a la Agencia Tributaria. A los casos de Messi y Cristiano Ronaldo, ahora le toca el turno al exfutbolista del Real Madrid, Predrag Mijatovic. Y es que, la Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid, ha presentado ante los Juzgados de Instrucción de Alcobendas una querella contra el ex futbolista Predrag Mijatovic en la que le imputa un fraude a la Hacienda Pública de 189.534,93 euros durante el ejercicio fiscal de 2011.

La querella se produce a raíz del informe-denuncia que la Agencia Tributaria remitió el pasado 30 de mayo a la Fiscalía Provincial de Madrid. Los hechos están relacionados con la declaración del IRPF del ejercicio 2011 donde Mijatovic incluía como única renta el 50% de un inmueble en la localidad malagueña de Mijas.

El caso es que el ex futbolista no está dado de alta en el censo de empresarios o profesionales y, por lo tanto, no ha declarado ningún importe por este concepto. Sin embargo, la Fiscalía subraya que “realmente” desarrolla su actividad como asesor o intermediario en el mundo fútbol y que las cantidades recibidas en sus cuentas (y que no han sido declaradas) “son realmente las contraprestaciones por la realización de dicha actividad”.

Los ingresos de Mijatovic obtenidos por rendimiento de capital mobiliario tampoco fueron computados por este concepto. Mijatovic aportó a varias sociedades de las que es titular real determinados importes en concepto de préstamo lo que da pie a la Fiscalía a afirmar que “existiría una operación consistente en préstamos concedidos por el propio Mijatovic a sus sociedades” y, en este caso, el tipo de rentabilidad anual es del 5%. Así, si el capital prestado a sus sociedades ascendió a 2.850.976.46 euro, el interés devengando sería de 142.548,82 euros.

En ese mismo apartado, el exfutbolista del Real Madrid, tenía a nombre de una sociedad de la que era propietario real al 99,99% el pago del alquiler de la residencia donde vive en Madrid. Aunque el contrato establece que los gastos de suministros deben ser de cuenta del inquilino, el querellado no satisfizo esos gastos sino que se hizo cargo dicha sociedad y que ascendían a 15.296,50 euros. “Por tanto –añade la Fiscalía-, son utilidades percibidas por el Sr. Mijatovic en función de su condición de socio de la entidad y en consecuencia son ingresos de capital mobiliario a computar como rentas en especie por importe de 15.296,50 euros”.

En el apartado de rendimientos de la actividad empresarial en la querella se recuerda que el ex futbolista desempeña una actividad profesional consistente en el asesoramiento e intermediación en el mercado futbolístico y que dicha actividad debe calificarse como “profesional”. Por este concepto, el total los rendimientos netos de la actividad económica dejada de tributar por el querellado ascienden a 347.298, 06 euros.

Además de todos estos ingresos, existen otras entradas de fondos o de gastos en el patrimonio del querellado realizados por terceros “que no se relacionan con el desarrollo de una actividad profesional” y cuyo origen no se ha podido acreditar. Se trata de unos ingresos en una cuenta bancaria por importe de 8,500 euros, el pago en efectivo a un centro escolar de 7.598 euros y el ingreso en la cuenta de una de sus sociedades por valor de 9.954 euros. El total de ganancias patrimoniales suma 26.063,

Las cantidades citadas (142.548,82 euros, 15.296,50 euros, 347.298, 06 euros y 26.063 euros) 531.205 euros, es la cantidad omitida en su declaración como ingresos, que según el cálculo de acuerdo con el tipo impositivo, sale la cuota defraudada que es de 189.534,93 euros.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + 20 =