La no aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) está teniendo consecuencias graves en el sector de la educación, sobre todo en los miles de interinos y en las personas que tienen un interés manifiesto en ingresar como docentes en la Administración. Desde que gobierna el Partido Popular se han perdido más de 50.000 plazas fijas y la tasa de reposición está parada por la no aprobación de los PGE.

La urgencia de aprobar los presupuestos del Gobierno se ha quedado estancada en un tiempo muerto que transforma los acuerdos de la Conferencia de Presidentes del pasado mes de enero en papel mojado, acuerdos que en materia de oferta pública de empleo establecían la apertura de un análisis de las verdaderas necesidades de las Administraciones en los sectores prioritarios: servicios sociales, educación, sanidad, emergencias y seguridad.

Todas las Administraciones ponen excusas para no convocar más plazas en el sector educativo lo que provoca que se impida el acceso a la docencia pública y que se genere inseguridad entre las personas que están interesadas en ello. Para FECCOO estas personas están siendo tomadas como rehenes del juego político.

El sindicato reivindica, por tanto, la recuperación del empleo perdido desde que gobierna Rajoy y la dignificación de las condiciones laborales de los trabajadores de la educación. Estos dos aspectos son dos de los puntos sobre los que se sustentan las reclamaciones de la huelga general en la enseñanza convocada para el día 9 de marzo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cuatro =