La imagen del hombre desnudo colgando de la cornisa de su vivienda devastada tras una explosión de gas recorrió todos los informativos el pasado día 18 de septiembre. En aquella deflagración murió una mujer y quedó gravemente herido su compañero, que acabaría falleciendo dos semanas después en el hospital a causa de las heridas.

Los Mossos d’Esquadra acaban de confirmar que se trataba de un crimen machista. El hombre manipuló las tuberías del gas del domicilio con el objetivo de provocar la explosión que mató a su compañera y también acabó con su vida. “El caso ya se ha derivado al juzgado de Violencia de Género”, confirman fuentes de los Mossos a este periódico. El presunto asesino era el hombre que pendía de la cornisa.

Según informa El Periódico de Catalunya, el hombre llegó a su casa aquella noche en estado de embriaguez y avisó a un cliente: “Este abrazo que te doy será el último, la voy a liar”. Aquella amenaza y los numerosos comentarios en el barrio en este sentido fueron los que alertaron de la posibilidad de que la explosión no fuera un simple accidente doméstico.

Crímenes machistas pendientes

Tal y como publicaba ayer Diario16 en un reportaje, son numerosos los crímenes machistas que se pierden en un limbo de juzgados e investigaciones. Por esta razón, las cifras oficiales de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas no resultan concluyentes.

Es el caso de la mujer que encontraron muerta la noche del sábado pasado, día 22, en su domicilio de Granada. Pese a que todo apunta a que se trata de un asesinato, el compañero de la víctima, detenido, aseguró que ésta se había dado un golpe en la cabeza y que esa y no otra era la causa del fallecimiento. Como en este caso, aún no existe certeza sobre lo sucedido en la localidad salmantina de Fuentes de Oñoro. Un guardia civil y su esposa fueron encontrados muertos por sendos disparos efectuados con el arma reglamentaria del hombre. La mujer ya había denunciado violencia por parte de su marido en 2005. Sin embargo, no se puede afirmar que se trate de un caso de violencia de género, por lo que no entra en las cifras oficiales ni en las estadísticas que maneja el Gobierno.

En teoría, este año se contabilizan, con el de Premià de Mar, 38 asesinadas víctimas de la violencia machista. Sin embargo, las cifras reales podrían ser muy diferentes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve + veinte =