La justicia francesa condenó este jueves por difamación a la exministra de Deportes Roselyne Bachelot por acusar en marzo de 2016, cuando ya no estaba en el gobierno, al tenista español Rafael Nadal de dopaje en un programa de televisión.

El Tribunal Correccional de París consideró a Bachelot culpable de un delito de difamación y le impuso una multa de 500 euros exentos de cumplimiento, es decir que solo tendrá que abonar en caso de reincidencia. Pero, sobre todo, la exministra tendrá que pagar a Nadal 10.000 euros en concepto de daños y perjuicios, además de otros 2.000 euros por costas judiciales. El tenista, a través de sus abogados, había reclamado en la vista celebrada el mes pasado una indemnización de 100.000 euros más intereses por los daños a su imagen.Para justificar su acción judicial, el abogado del tenista, Patrick Maisonneuve, había hecho hincapié en que las palabras de la exresponsable francesa de Deportes tenían un “enorme peso” por el cargo que había ejercido y por las “consecuencias significativas” sobre los patrocinadores actuales y futuros de Nadal.

Además, había presentado los expedientes médicos que demostraban la grave lesión en el tendón de la rodilla izquierda del jugador que le obligaron a dejar de jugar durante meses y que eso no tenía nada que ver con un posible dopaje.

Por su parte, Chappuis había indicado en el juicio que, para hacer sus controvertidas declaraciones, su cliente se había basado sobre todo en comentarios en la prensa sobre el mallorquín de otros jugadores, como el belga Christophe Rochus y el austríaco Daniel Kollerer. El letrado, que recordó que Nadal no había perdido ningún patrocinador, consideró que había “una gran brecha entre los éxitos que logra y la fragilidad de las pruebas antidopaje que se realizan”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + 4 =