-¿Sánchez? Sánchez se murió al poquico de jubilarse. Le dio un infarto. Se fue un fin de semana a la casa de la playa solo, sin su mujer, y allí el pobre…

A León Salgado el mundo se le derrumba durante un parpadeo eterno; apenas un parpadeo, el tiempo suficiente para que le desborden mil sensaciones y recuerdos. El Señor Sánchez era para León Salgado lo mejor de la Dirección Territorial de Soledades y Sueños de Murcia, la pequeña Murcia, donde trabajo durante cinco años de su vida.

Sánchez, el indomable. Sánchez, el ordenanza cuyo hermano era nada menos que Director General en Madrid. Sánchez, valiente, amigo y compañero. No es fácil encontrar tales virtudes en un ministerio. Y ahora se había ido.

Ya es por la noche, y León Salgado está ante la chimenea de la casa de sus suegros, pensando en Sánchez, a quien recuerda caminando por un campo interminable a pesar de que siempre le había visto en la oficina o como máximo en un bar. Y entonces advierte que se ha engañado a sí mismo, que ya conocía la noticia.

Fue también Manolo Rodríguez, igual que hoy, quien le comunicó tres o cuatro años atrás en otra visita extemporánea a sus antiguos compañeros, que Sánchez, el Señor Sánchez, había muerto. Pero León lo olvidó. Lo olvidó por completo. Quiso y consiguió olvidarlo. Y gracias a ese olvido el Señor Sánchez siguió -pequeño milagro- ocupando en su memoria un lugar entre los vivos. Ahora querría volver a hacerlo: engañarse a sí mismo. Porque así Sánchez seguiría, de algún modo vivo. Al menos en la memoria e imaginación de León Salgado seguiría sonriendo, rezongando ante las dificultades de la vida, caminando bajo el sol por los interminables campos. Pero le falta energía, fe, siquiera para intentarlo. Es imposible ya para León Salgado hacer nada, intentar repetir el olvido de su muerte. Y se siente disminuido, innecesario para el mundo; ni tan siquiera tiene poder para realizar tan pequeño, minúsculo, inútil milagro.

 

(Relato, a la par que capítulo, 159 de El Año del Cazador, libro que convirtió al autor en el Primer Escritor en la Historia de la Literatura en escribir un cuento literario al día durante un año). (Mecanografía: MDFM)

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =