La Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA) ha otorgado su premio en comunicación a la Plataforma Stop Uranio por su labor para oponerse a la mina de uranio prevista en la comarca de Salamanca del Campo Charro.

Desde su creación en 1994, la Asociación de Periodistas de Información Ambiental, APIA, viene otorgando sus tradicionales premios Vía Apia y Vía Crucis, unos galardones con los que se distingue a aquellas personas o instituciones que más (Vía Apia) y menos (Vía Crucis), respectivamente, han destacado por su colaboración y facilidades para el desarrollo de las labores informativas de los profesionales que trabajan en esta especialidad periodística.

En la edición de este año, la Asamblea General de APIA, reunida en Madrid el pasado 27 de octubre, ha decido otorgar el premio Vía Apia a la Plataforma Stop Uranio por los motivos que a continuación se exponen y que están recogidos en el acta de dicha reunión:

La Plataforma Stop Uranio es una coordinadora ciudadana nacida para oponerse a la mina de uranio prevista en la comarca salmantina del Campo Charro. Sus miembros han tenido que emplearse a fondo para difundir sus reivindicaciones fuera del ámbito local. Gracias a la colaboración de particulares, alcaldes de la zona opuestos al proyecto y ONG ecologistas, que le han servido de altavoz, ha logrado en los últimos meses montar un operativo informativo que ha permitido elevar su campaña a escala estatal e internacional. Redes sociales, ruedas de prensa, viajes de periodistas y actos ciudadanos son una muestra de este despliegue, con el que intentan contrarrestar el “marketing de comunicación” diseñado por grandes agencias del sector contratadas por la empresa minera para presentar su proyecto.  

APIA reúne a más de 180 periodistas que trabajan en el ámbito de la información sobre medio ambiente en toda España. La asociación nació en 1994 con el objetivo de “velar por la independencia y objetividad de los contenidos informativos y divulgar con rigor la información medioambiental”, “defender la libertad en el ejercicio profesional de sus asociados”, “facilitar el diálogo y acceso a las fuentes informativas” y “representar a sus asociados en cuestiones y temas de índole profesional”, tal y como consta en sus estatutos.

Desde Stop Uranio agradecen este reconocimiento que les impulsa a seguir manteniendo “nuestra lucha para que no se abran minas de uranio en la provincia de Salamanca”.

Para Stop Uranio, ahora que la energía nuclear está en declive frente al empuje de las energías renovables, “consideramos un sinsentido consentir este tipo de explotaciones que tanto dañan el medio ambiente, perjudican la salud de los habitantes y comprometen el futuro de los territorios donde se asientan”, afirma.

Según el comunicado enviado a Diario16, “con las acciones que realizamos, ahora reconocidas con el premio conseguido, intentamos concienciar a nuestros paisanos de los peligros que se ciernen sobre nuestra provincia si finalmente permiten las autoridades locales, regionales y nacionales las instalaciones proyectadas por Berkeley Minera”.

La plataforma galardonado también quiere reconocer la labor de los medios de comunicación y periodistas “que recogéis la información que facilitamos también sois merecedores de una parte de este reconocimiento, sin vuestra ayuda no habría sido posible difundir la problemática que estamos sufriendo en el oeste de Salamanca. Gracias por el apoyo que recibimos a nuestra causa”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorHomenaje al escritor José Luis Sampedro
Artículo siguienteA las mujeres no nos premian
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 7 =