La Asamblea Nacional Catalana (ANC) homenajeará a las víctimas de los atentados del 17 de agosto del año pasado en Barcelona y Cambrils en un acto propio que se hará frente al centro penitenciario de Lledoners, en el Bages. El acto será el mismo 17, a las seis y media de la tarde, y contará con la presencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y de la pareja del conseller Forn, Laura Masvidal.

La intención de la ANC es también homenajear a los cuerpos de emergencias, los bomberos y los Mossos, protagonistas de aquella jornada trágica.

En el acto participarán representantes de entidades y organizaciones de la sociedad civil como Elisenda Paluzie (ANC), Marcel Mauri (Òmnium Cultural) y Josep Maria Cervera (AMI).

ANC ha comunicado que no asistirá a los actos de homenaje organizado por el Ayuntamiento de Barcelona. En una carta dirigida a la alcaldesa Ada Colau, la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzie, ha reiterado que “no participa en actos que cuenten con la presencia del rey de España”.

Además, las asociaciones de taxistas del área metropolitana de Barcelona han convocado una marcha lenta para el viernes 17 de agosto como homenaje a las víctimas del atentado terrorista en su primer aniversario.

Los taxistas iniciarán el recorrido a las 4 de la tarde desde la plaza España e irán hasta la Rambla, donde ocuparán tanto el carril de subida como el de bajada de la arteria barcelonesa. También harán una ofrenda floral y leerán un manifiesto “dedicado a las víctimas y aquellos héroes anónimos” que ayudaron tras el atentado, según informaron los taxistas.

La CUP, por su parte, podría acabar organizando y participando de un homenaje a las víctimas de los atentados del 17-A “paralelo” al organizado por el Ayuntamiento de Barcelona.

La formación ya había anunciado que no participarían en la conmemoración oficial por la presencia del rey español Felipe VI. La portavoz del secretariado nacional de la CUP, Laia Estrada, ha explicado que “estudian celebrar un acto paralelo sin la presencia del rey“. “Es una hipocresía que alguien de una monarquía implicada en el negocio armamentístico participe en un acto así”, ha afirmado como justificación para su ausencia en esta conmemoración.  Estrada comentó que se trataría de un evento “para homenajear a las víctimas y denunciar lo que hay detrás de los atentados, que es el negocio de la guerra, que representa el beneficio de unos pocos a costa de las muertes del pueblo. Lo importante es denunciar lo que está detrás de los atentados, pero también poder rendir homenaje a víctimas que se han sentido muy solas”, añadió. La formación está abierta a que en este mismo acto sí esté presente el grupo municipal de Barcelona. “Ya veremos qué hacen. Teniendo en cuenta que el acto lo organiza el Ayuntamiento, debe ser el grupo municipal quien decida, y lo están hablando ahora”, dijo Estrada.

La portavoz de la CUP, además, explicó que como a los actos que se puedan celebrar en Cambrils y Ripoll el jefe del Estado, Felipe VI, no tiene previsto asistir, ellos sí participarán. “Allí no habrá presencia de rey, y no habrá esta contradicción de estar donde hay quien se lucra con el negocio armamentístico a costa del pueblo”, afirmó.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =