La madrugada del 25 de enero, el profesor de saxofón Daniel M. arrojaba por la ventana de un primer piso a la pequeña Alicia e intentaba lo mismo con su madre Gabriela. Aunque ella pudo salvarse, el bebé de 17 meses moría al día siguiente debido a las brutales heridas en la cabeza. El martes comienza el juicio con jurado popular en la Audiencia de Álava contra el único encausado.

La Fiscalía de Álava pide para él una condena de prisión permanente revisable, la mayor pena contemplada por el Código Penal español

La Fiscalía de Álava pide para él una condena de prisión permanente revisable, la mayor pena contemplada por el Código Penal español. Acusación particular y popular -la asociación Clara Campoamor- también secundan esta reclamación aunque la segunda reconoce complicado su logro.

El escrito que el Ministerio Público presentará en el juicio considera al profesor autor de un «delito de asesinato con alevosía» a una menor de 16 años y de otro de homicidio en grado de tentativa. La prisión permanente revisable supone el cumplimiento íntegro de la pena durante un periodo que oscila entre los 25 y los 35 años, una vez cumplido este tiempo el tribunal deberá revisar cada dos años si se mantiene el encarcelamiento. Por la segunda acusación, la petición llega a los nueve años, nueve meses y 29 días de cárcel.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEspaña recibe cerca de un 5% de turistas menos que años anteriores
Artículo siguienteClaves para combatir la infección de orina
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − dieciseis =