El portal de transparencia de la Administración lo confirma. El ex ministro de Industria, José Manuel Soria, que tuvo que dimitir al ser relacionado con una empresa off shore que aparecía en los “papeles de Panamá” no ha renunciado a la pensión que legalmente le corresponde durante dos años como ex ministro: 4.644 euros brutos al mes. Durante la rueda de prensa en la que anunció su dimisión, Soria dijo que “tendré que buscarme la vida” y reconoció que intentaría recuperar la actividad empresarial que tuvo antes de dedicarse a la política.

En los papeles de Panamá, se demostró que la empresa familiar del ex ministro, Oceanic Lines, estaba participada en un 80% por una sociedad instrumental con sede en Jersey. También figuraba su nombre como administrador de UK Lines, una sociedad de Bahamas activada el 22 de septiembre de 1992 y vinculada al bufete Mossack Fonseca. A pesar de no haber podido demostrar, tal y como pretendió en un primer momento, la inexactitud de estas informaciones, José Manuel Soria dice no tener actividad retributiva ni ingreso alguno por lo que tiene derecho al cobro de la indemnización. Algunas informaciones lo sitúan estudiando en Harvard, una circunstancia difícilmente comprensible si los únicos ingresos que obtiene son los referidos a su pensión como ex ministro. La vida en Harvard y los compromisos personales y familiares que tiene en Canarias, casado y con dos hijos, requieren de ingresos mayores. Tampoco se puede explicar un nivel de vida semejante si se añaden los 4.000 euros anuales que percibe en concepto de trienios como funcionario del Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado.

En el mismo portal de transparencia mencionado, se refleja su declaración del IRPF correspondiente a 2014. Al ex ministro le salió positiva en 24.395 euros. Logró un beneficio de 12.646 euros por la venta de unos fondos de inversión. Según su declaración de bienes, Soria tenía, ese año, 806.102 euros en fondos de inversión de patrimonio, y un plan de pensiones de 52.615 euros. Además, había recibido herencias por un valor superior a los 260.000 euros. Los intereses por sus cuentas bancarias ascendieron a 3.460 euros

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + Once =