Izquierda cara a cara

0

Las muchas izquierdas, u opciones de progreso, deben conocerse y reconocerse, establecer un diálogo y una reflexión sincera sobre cómo recuperar el lugar que hemos perdido y que la sociedad necesita. El sábado 8 los que no nos resignamos seguiremos intentando que Rajoy no gobierne: porque somos más, y porque hace falta.

Socialistas de izquierdas, claramente federalistas y con una propuesta social y económica que entronque con la ecología política, hace tiempo que nos declaramos muchos/as. Y de ellos muchos se vieron desencantados, primero, luego sorprendidos, y finalmente engañados, ya desde los 90, por ese gran partido de corte socialdemócrata que el PSOE proclamaba ser. Así que la mayor parte del socialismo de izquierdas militante, que forma parte de la enorme familia de la izquierda española, hace tiempo que no respiraba dentro de ningún gran partido de corte estatal. Pero existe, está ahí; intentando cuadrar el anterior sentido de la socialdemocracia clásica, como anhelo; intentando recomponer sus simpatías y sus bases, que también existen, en pequeños grupos de todas las partes del Estado; e intentando salir del desengaño militando en espacios de corte neomarxista, nacionalistas o simplemente ciudadanistas.

Y luego está su base electoral y social, que seguirá existiendo, aunque sufra como otros sufrimos antes, el desencanto, el desengaño y la rabia por el abandono de determinadas aspiraciones políticas y económicas. ¿Dónde? Está en la calle.

Está en hacer todo lo posible porque Rajoy no siga en el poder.

Está en decir basta a la corrupción desde el Estado, y no permitir que siga respirando en él.

Está en atreverse a llegar a acuerdos amplios que abran el camino de restablecer el diálogo territorial, y no cerrarlo en banda.

Está en luchar contra la pobreza (el eufemismo de la exclusión social es demasiado dulcificado para mi gusto) desde acciones y planes de choque concretos: y dotados.

Está en redistribuir las tornas de la financiación del Estado, o afrontar los recortes que impone Bruselas, con una reforma fiscal justa y equitativa, luchando contra el gran fraude de las multinacionales y contra el dinero público que a espuertas han convertido en negro “los partidos más votados”.

Está en apostar por las energías renovables; en declarar la necesidad de que exista cobertura de suministros vitales y un salario básico; en poner en marcha un plan de choque contra el desempleo; en cambiar la Ley Hipotecaria, la LOMCE, la Ley Mordaza, las reformas laborales…

En todas esas cosas está el socialismo, como estamos los miembros de Izquierda Unida, o los de PODEMOS. Y por eso algunos/as queremos que se hable y se comparta, se reflexione y se ponga en común, cómo hacer y cómo trabajar, en lugar de deshacer o imponer, que desde lo posible, pero urgente, se fragüe una alternativa a Rajoy.

El sábado, en la sede madrileña de UGT (Avenida de América), desde las 12.00 horas, unos cuántos de estos intentaremos reflexionar en conjunto. Anímate.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorExtremeños
Artículo siguienteBenito el manso

Periodista político que dio el paso hasta las tribunas al principio de la crisis (2007). Movimientos sociales, política internacional, comunicación social y el abuso sobre los consumidores de las grandes corporaciones son sus campos de trabajo. Entre otros muchos/as compañeros fundó Izquierda Abierta en 2012, para renovar los modos políticos y trabajar por la unidad de las opciones de progreso; actualmente es miembro de la dirección federal de IU y alcalde de Castilleja de Guzmán (Sevilla).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − uno =