'Performance' en honor a las víctimas de violencia de género. Foto de Maya Balanya.

Nuevamente Murcia vuelve a salir a los titulares por un caso de violencia machista. Tras el asesinato de una mujer en Molina de Segura el pasado fin de semana. Esta vez no hubo asesinato, pero sí que se produjo un intento de terminar con la vida de una mujer por parte de un hombre. Y a plena luz del día, en plena calle, sin rubor, intentando mostrar esa presunta superioridad que defienden los machistas.

Los hechos ocurrieron en un bar de Canara de Ceheguín en la tarde de ayer. Un hombre de 35 años apuñaló hasta en ocho ocasiones a su pareja de 32 en la terraza de un bar con el mismo cuchillo con que estaba comiendo. Además, la golpeó con una silla hasta romperla. El ensañamiento no terminó aquí pues continuó propinándole golpes con la pata de la silla. Fue la dueña del establecimiento quien intervino para que dejara de agredirla.

La mujer fue llevada de urgencia al Hospital Comarcal del Noroeste, en Caravaca de la Cruz donde fue intervenida quirúrgicamente para, tras la operación, ser trasladada al Hospital Virgen de la Arraixaca en Murcia. Su estado es grave, aunque no se teme por su vida.

El hombre que intentó asesinar a su mujer ha sido puesto a disposición judicial en Caravaca de la Cruz.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × dos =