El Premio Cervantes José Manuel Caballero Bonald, el poeta Luis García Montero, el jurista Baltasar Garzón, el cantante Kiko Veneno, el actor y periodista Antonio de la Torre, los directores de cine Santiago Amodeo, Alberto Rodríguez o Benito Zambrano, el dramaturgo Salvador Távora, el ex Defensor del Pueblo Andaluz José Chamizo o, entre otros muchos, las tres hermanas de Manuel José García Caparrós, el joven sindicalista asesinado por la Policía Armada el 4 de diciembre de 1977 cuando se manifestaba por una Andalucía de plenos derechos en una democracia en ciernes… Así hasta un centenar de intelectuales andaluces de todas las ramas del conocimiento como la literatura, la pintura, la música, el cine o la televisión han lanzado un manifiesto titulado “Andalucía por el diálogo”, en el que apuestan sin ambages por el rechazo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en la autonomía catalana y defienden la vía de un diálogo que desemboque en la celebración de un referéndum pactado con todas las garantías democráticas.

Baltasar Garzón, Kiko Veneno, Caballero Bonald, Alberto Rodríguez o Antonio de la Torre, entre los firmantes

De este modo, un nutrido grupo de la intelectualidad andaluza ha lanzado una opa hostil en toda regla a la estrategia mantenida desde un primer momento por el Gobierno de Susana Díaz respecto al conflicto secesionista catalán. La presidenta de Andalucía ha defendido la aplicación del artículo 155 en Cataluña incluso antes de que la dirección de su partido en Ferraz optara por esta opción pactada con el Partido Popular y Ciudadanos.

En el documento firmado por los intelectuales de Andalucía se hace una encendida defensa para que​​ “esta​ crisis​ se​ pueda​ ​cerrar con​ ​un ​​diálogo​ abierto,​ ​​democrático ​​y​ ​participativo​ ​que​ ​nos conduzca​ ​a​ ​una​ ​resolución​ ​de​ ​la​ ​crisis​ ​territorial​ ​en​ clave​ de​ defensa​ de​ nuestro​ autogobierno​ ​y​ ​avances​ en​​ ​la​ ​descentralización”.

Los firmantes del manifiesto andaluz exigen “fraternidad, diálogo y mediación”. Estos intelectuales critican a todos aquellos políticos que, mediante la aplicación del artículo 155 en la autonomía catalana, “pretenden​​ ​conducir ​una​ ​​crisis constituyente​ ​hacia​ ​una​ ​salida​ ​represiva ​y​ ​recentralizadora”.

El documento ‘Andalucía por el diálogo’ considera “un error”​ creer que el problema sólo ​es “​​un​ choque​​ ​de​ ​trenes”​ ​mientras es observado​ “​desde un andén​” y​ ​que​ ​las​ ​consecuencias​ ​de​ ​una​ ​mala​ ​resolución​ ​de​ ​la​ ​crisis ​​“​caerán ​​encima como una​ pesada​ ​losa”.​ ​Los intelectuales firmantes del documento, algunos de ellos Hijos Predilectos de la comunidad y Medallas de Andalucía –galardones concedidos por la Junta– consideran que esta deriva del problema secesionista catalán y la aplicación del artículo 155 de la Constitución supondrá una “​merma ​​del​ autogobierno,​​ es​​ ​más, ​​el ​no desarrollo​ del​ mismo​​ y​ la entrada​ en​ lógicas​ recentralizadoras,​​ ​los​ ​giros​ ​autoritarios,​ ​la​ ​aplicación de​ ​medidas coercitivas​ ​policiales,​ ​penales​ ​y​ ​judiciales,​ ​la tolerancia​ con​ la​ ​abierta y​ creciente​ ​​expresión del​ ​fascismo​ ​en​ ​las​ ​calles”.

Estas consecuencias no están dispuestas a asumirlas desde Andalucía los firmantes del documento.​ Y añaden un deseo: “No​ queremos que​​ ​se​ ​utilice​ ​a ​​las​ ​fuerzas​ ​y​ ​cuerpos​ ​de​ ​seguridad​ ​del​ ​Estado​ en​​ ​una​ batalla​​ ​que es y​ siempre​ debió​ ser​ ​política​ ​y​ democrática.​ No​​ ​queremos ​a ​nuestros​ ​vecinos,​ ​hermanos​ e​ hijos,​ ​muchos​ andaluces,​​ ​sometidos​ ​a​ ​las​ órdenes​ irresponsables​​ de​ mandos​ ​políticos contra​ ​el​ ​ejercicio​ ​de ​libertades​ civiles​ ​​básicas​ ​en​ Cataluña.​ ​No ​queremos​ que​ se​ repitan​​ las​ imágenes​ ​del​ ​1​ ​de​ ​octubre​ ni​ queremos​ seguir​ viendo​ a​ los​​ responsables​ políticos​ metidos​ detrás​ ​de​ ​una​ ​barricada​ ​discursiva​ ​irresponsable​ ​y​ ​belicista ​con ​la​ calculadora​ de​ votos​ en​ la​ ​mano”.

El documento realiza también, además de una “defensa”​ de​l autogobierno​ andaluz, la reclamación de “​avances​ en​​ ​la​ ​descentralización”​ ​en​ una etapa en la que estos intelectuales andaluces consideran que “​los​ ​que​ ​los​ ​centros de decisión​ cada​ vez​ están​ ​más alejados​ ​de ​la​ ​​célula ​​básica ​de​ ​representación​ popular​ ​que​ son los​ ​ayuntamientos.​ En​ ​Andalucía​ ​necesitamos​ ​protagonizar​ también​ este​ debate​”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco − 3 =