Jerez cuenta sus alcaldes salientes por presidiarios. Después del histórico Pedro Pacheco, que cumple su pena de cinco años y medio entre los barrotes de Puerto III, ahora es el turno para la ex edil socialista Pilar Sánchez, que ingresó a última hora del pasado domingo 31 de enero en la prisión sevillana de Alcalá de Guadaíra. Deberá cumplir una pena de cuatro años y seis meses de prisión por el denominado caso PTA.

Al menos Sánchez no ha llegado al extremo de su predecesor en el cargo, cuando las Fuerzas de Seguridad del Estado tuvieron que acudir a su domicilio para llevarlo a prisión. La Audiencia Provincial de Cádiz rechazó finalmente el recurso en el que la ex regidora socialista solicitaba la suspensión cautelar de la orden de entrada en la cárcel mientras no se pronunciara el Tribunal Constitucional sobre su causa.

Sánchez ha podido elegir la prisión donde desea cumplir la pena impuesta si lo hacía presentándose de modo voluntario, como así ha sido finalmente. La Audiencia de Cádiz también ha mantenido la obligación de que Sánchez afronte de manera solidaria con la otra ex edil condenada (María del Carmen Martínez, que ostentó el cargo delegada del Medio Rural) el pago de la indemnización al consistorio jerezano por valor de 122.360 euros, cuantía estimada del perjuicio que ha ocasionado a las arcas públicas por la ilícita bonificación a la empresa Tisa, que nunca llegó a instalarse en el Parque Tecnológico Agroalimentario.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − cuatro =