El pasado 18 de mayo, UGT y CCOO decidieron presentar papeleta de mediación ante el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje), previa a la convocatoria de huelga a nivel nacional en Correos Express los días 14 y 21 de junio.

Ambos sindicatos han planteado los paros como consecuencia “de la precarización del empleo que pretende implantar la compañía y con el que se quiere dinamitar el actual modelo productivo y sustituirlo por otro basado en la subcontratación de servicios y, por ende, la no aplicación correcta de los convenios provinciales sino convenios basura”.

Las organizaciones consideran que todavía hay margen para que la empresa rectifique y evite el conflicto, pero advierten que intensificarán las protestas hasta su resolución definitiva.

“Desde la dirección de Correos Express no se nos da una respuesta satisfactoria a la decisión empresarial. Únicamente se refugian en la imposibilidad de contratar y en las limitaciones presupuestarias como salvoconducto para actuar dentro del mercado privado de libre competencia”.

CCOO y UGT afirman que el motivo que les ampara para convocar huelga es el fraude que supone externalizar una actividad propia de una empresa de transporte y el recorte de los derechos económicos y sociales que está sufriendo la plantilla.

“No podemos permitir que la empresa inicie este proceso de subcontratación de su actividad principal porque consideran que desconocemos que la descarga, clasificación y preparación de la mercancía no es actividad nuclear o esencial de esta empresa, y que sólo es una medida temporal y accesoria. Nosotros creemos que los motivos de la huelga son tan acuciantes que insistimos en que es necesaria la unión de todos los trabajadores y trabajadoras para que el paro sea un éxito y obligue a la empresa a frenar este ataque descarado a nuestros derechos”.

Ambos sindicatos añaden que la empresa ha obviado totalmente los derechos de información y consulta a los representantes legales de los trabajadores, que también les asiste en el caso de contratas y subcontratas, remitiéndoles a la condición de terceros para que se informen únicamente en la página web de contrataciones y concursos de Correos Express, incumpliendo así los artículos 64 y 42 del Estatuto de los Trabajadores, y causándoles una “indefensión absoluta”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − cinco =