La Ley de Seguridad Ciudadana sufrirá hoy algunas modificaciones que relajarán sus puntos más conflictivos. PNV y PSOE han presentado sendas enmiendas a la conocida como Ley Mordaza y todo apunta a que serán aprobadas por mayoría. El PP no tendrá más remedio que aceptar esas modificaciones. Por su parte, Podemos también presenta una propuesta de ley para la completa derogación de la Ley, pero con toda probabilidad no prosperará.

Los rumores de pasillo indican que la enmienda del PNV podría contar, incluso, con el apoyo del PP y de Ciudadanos. Por tanto las modificaciones de 44 artículos de la Ley Mordaza pasarían el trámite del Congreso y contarían con cierto apoyo en el Senado. La propuesta enmendante del PSOE quiere modificar y/o derogar, en especial, las sanciones administrativas a las personas que se encuentra en la polémica Ley. Son aquellas multas administrativas que se imponen a la ciudadanía por expresar sus opiniones respecto a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, así hayan actuado con dolo y de forma excesiva, por ejemplo.

La propuesta del PSOE también buscan derogar situaciones como la posibilidad de que a los periodistas se les requise material gráfico (en manifestaciones o en la calle); imposibilitar los registros personales en lugares públicos, lo que genera una violación de la intimidad de las personas porque podrían “acabar literalmente desnudas en la calle”, y abolir con la consideración como infracción administrativa grave la falta de respeto a una autoridad pública o a un miembro de las fuerzas de seguridad (bastaba con la denuncia del policía o el cargo público para sancionar, así no haya pruebas aportadas).

Sin embargo, desde la Plataforma No somos delito acusan a ambos partidos de estar tramitando un parche a la Ley. Entienden desde el colectivo que se están intentando hacer trampas para que todo siga igual. En un comunicado enviado a los medios de comunicación indican que la propuesta del PSOE contiene lo peor de la Ley Mordaza y la Ley Corcuera. Critican también que en la propuesta del PNV se anuncia el aumento del derecho de huelga y de derechos a los extranjeros que no se ven refrendados en su articulado. Habría que recordar, como hacen desde el PNV, que el desarrollo de las enmiendas en Parlamento y Senado promoverá esa incorporación al articulado.

De ser aprobadas, como se espera por contar con el apoyo de Unidos Podemos, ERC, CC y PDeCat, las enmiendas comenzarán un recorrido legislativo que las llevará, en primer lugar, a la Comisión de Interior del Congreso. Posteriormente pasarán al Senado y su comisión de Interior, donde el PP utilizará, seguramente, su mayoría absoluta para bloquear y retrasar todo lo que pueda las enmiendas. Al final, volverán tras ser enmendadas, modificadas o rechazadas al Congreso de los Diputados donde tendrán su tramitación final. Especialmente desde el PSOE, y desde el resto de la oposición, se quiere dar un toque de atención al Gobierno. Quieren recordarles que al no estar en mayoría deben negociar, dialogar y dejarse de chulerías y fanfarronadas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + seis =