Los equipos de campaña se están agrupando, las estrategias se están trazando y todo está listo para el pitazo inicial, esta es una de las maquinarias electorales más eficientes de la República Dominicana y un candidato que por su carisma, conecta con su pueblo.

Un Hipólito Mejía más mesurado, cauto y con amplia experiencia de Estado, se presentará como candidato en el próximo certamen electoral en el año 2020. El ex presidente de la República Dominicana tiene el carril de adentro para volver a portar la banda presidencial, hay varias vertientes que pueden colocar a “Papa” como es llamado por su militancia, en el Palacio de la presidencia.

Por un lado está la situación actual de ese país, devastado por decenas de actos de corrupción que ha llevado al Partido de la Liberación Dominicana y sus dirigentes a la taza de rechazo más alta de todos los tiempos, cuando se refiere a ese partido político. La República Dominicana tiene una deuda externa que ronda el 50% del Producto Interno Bruto y aumentando, los gobiernos de este partido han empobrecido este país en más de 6 mil millones de euros.

Por otra parte la última vez que Hipólito Mejía fue candidato a la presidencia del país, en el año 2012, fue precisamente enfrentando a Danilo Medina, el actual presidente, quien contó con el apoyo del gobierno y la inversión de decenas de miles de millones de pesos para poder derrotarlo. Enviaban un “pelotón” de periodistas pagados por el partido gobernante, quienes le hacían preguntas capciosas para luego usar las respuestas en spots publicitarios, aun así consiguió 48% de los votos.

 

Más humano

La experiencia de un estadista se puede medir colocando en su justa dimensión cada uno de los aspectos de su vida pública, Hipólito Mejía puede discernir entre ser líder de la oposición y estar de acuerdo con las cosas bien hechas.

Siendo un fiero crítico de las ejecutorias del gobierno actual, sabe reconocer las luces que cambian la vida de los dominicanos, siendo contrario hizo un recorrido por La Nueva Barquita, destacando que es más que una solución habitacional debido a que es un proyecto que dignifica la vida de las 1,400 familias que viven allí.

Lejos de criticar, alentó que proyecto debería ser extrapolado a otras zonas de la República Dominicana.

También se sumó a la campaña de seguridad vial que desarrolló la Presidencia de la República a través de los medios de comunicación. En un mensaje de 50 segundos, Mejía concientizó al país sobre el manejo imprudente y la pérdida de vidas en las calles del país.

 

Su gobierno

Hipólito Mejía se convirtió en un fenómeno de popularidad en el año 2000, cuando fue electo presidente en su primera candidatura, rompió todos los parámetros electorales para convertirse en el primer mandatario de los dominicanos.

Hasta enero de 2003 el presidente Mejía había gobernado los mejores primeros dos años desde la presidencia de Antonio Guzmán, según las encuestas del momento, esto hizo que su partido ganara las elecciones congresuales y municipales y lograra el control total del Congreso de la República.

Fue ahí cuando una especie de efecto dominó llevó a la quiebra a tres instituciones bancarias, que interrumpieron el desempeño económico del país y desestabilizaron las finanzas públicas obligando al gobierno a ejecutar un programa de rescate a gran escala para impedir el contagio sistémico y restablecer la confianza en el sistema de pago, al tiempo que se impedía la bancarrota de aproximadamente 800 mil familias e instituciones sociales que mantenían sus ahorros en las entidades quebradas.

Esta situación afectó a 2 importantes compañías de seguros y de manera directa a 714 mil clientes. Dentro de esos depositantes se encontraban intermediarios financieros, cooperativas, fondos de pensiones, fondos de asociaciones empresariales y hasta fundaciones que tenían cientos de millones de pesos en depósitos.

Fue una crisis financiera nunca antes vista en el país y llevó la popularidad de Hipólito al suelo, aún así los economistas y expertos en la materia aseguran que hizo lo correcto a favor de los ahorrantes y del Estado.

 

Logros

El Presidente Hipólito Mejía un fiel creyente en la institucionalidad del país, creó las Secretarias de Cultura, Juventud y Recursos Naturales y Medio Ambiente. También la Ley Monetaria y Financiera, el nuevo Código Procesal Penal y el Estatuto del Ministerio Publico, propició la independencia cada vez mayor de la justicia y el Tribunal Electoral, logros que por muchos años esperaba el pueblo dominicano.

Todavía le agradecen los esfuerzos en la agricultura que 12 años después de dejar el poder siguen aportando a la economía, aun los canales de riego, los invernaderos, centros frigoríficos son hoy los componentes que mantienen a flote este importante sector.

En Obras Públicas 23 mil 200 millones de pesos invertidos en 8 grandes planes nacionales, que abarcaron 1,009 obras en todo el país.

En generación eléctrica se instalaron 470 megavatios nuevos: un record en cuatro años, hubo un aumento de rehabilitación de la capacidad hidroeléctrica de 125 a 410 megavatios con una inversión de 11,500 millones de pesos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Hipolito Mejía no podrá ser candidato, pues estará cumpliendo condena junto a Leonel y Danilo y los demás secuaces en la cárcel de Najayo.

    No pierdan su tiempo apoyando un difunto político, que ni siquiera se atrevió a ir a la MARCHA VERDE porque sabia que lo íbamos a abuchear hasta que se fuera.

    Que posibilidades puede tener?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + veinte =