El Gobierno ha respaldado en Bruselas su apoyo a la renovación de la autorización del herbicida glifosato sin obtener consenso en el seno de la Comisión Europea. De esta manera, y pese a la negativa de organizaciones como FACUA, el glifosato se comercializará en España hasta el año 2022.

La votación celebrada entre los países miembros ha provocado que asociaciones como FACUA muestren total disconformidad con el Gobierno español ante lo que consideran un herbicida peligroso para la salud, no solo por su toxicidad, que ha sido vetado en Barcelona (2015) y en la Comunidad de Madrid (2016).

El uso de este componente químico, que afecta y erradica cualquier planta sobre la que se fumiga, fue declarado en 2015 por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, como “potencialmente cancerígeno”. Por ello, FACUA solicita al Gobierno de Mariano Rajoy que reconsidere su postura al respecto y que finalmente España se una a los países que se muestran a favor de la prohibición del glifosato en la Unión Europea (UE).

El glifosato es uno de los herbicidas más usados en el mundo, principalmente en la agricultura y jardinería. Es por ello, que numerosas asociaciones europeas de agricultores y granjeros no dudan en mostrar su apoyo a los productos herbicidas que contienen este componente químico y solicitan que la renovación se extienda 15 años: hasta 2030.

La renovación de este polémico herbicida se ha convertido en un tema sumamente delicado sobre el que la Comisión Europea no logra alcanzar un consenso entre los países miembros. Durante la votación celebrada en Bruselas, catorce países (entre ellos España) votaron a favor de la renovación del permiso del glifosato por cinco años más, hasta el 15 de diciembre de 2020; nueve en contra -entre ellos Francia- y cinco se abstuvieron, incluido Alemania.

A pesar de que en la votación hubo más países que apoyaron la renovación del herbicida, la Comisión Europea necesita una mayoría cualificada para alcanzar un acuerdo que no se puede lograr sin el apoyo de los países con mayor población. En este sentido, el hecho de que Francia votase en contra resultó decisivo para invalidar la mayoría a favor.

Ante esta situación, la Unión Europea dispone de un plazo de 18 meses para conseguir más apoyos de los países miembros para renovar la licencia del glifosato que expira el próximo 15 de diciembre. De lo contrario, el herbicida no podrá ser comercializado en los países que conforman la UE.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Patricia, perdona si soy demasiado duro, pero pienso que te has lucido con el titular.
    Y el lucimiento ha sido doble:
    a) Pésima y deplorablemente redactado.
    b) Miente descaradamente, y no porque yo lo diga, sino porque lo explicas tú en el texto del artículo.

    Otra cosa muy curiosa es lo de FACUA.
    ¿A mí que me importa lo que diga una organización de consumidores? En este caso han de hablar los científicos. Y lo han hecho, NEGANDO LA POSIBILIDAD DE EFECTOS CARCINOGÉNICOS (que no POTENCIALIDAD, como afirmas.
    Si buscas en la documentación del IARC (SE PUEDE, YO LO HE HECHO) verás que ese estudio y conclusión de POSIBLE CARCINÓGENO es la misma que dan en otro trabajo a las carnes rojas (solomillo de ternera gallega, por ejemplo).
    Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + trece =