Si Gutenberg levantara la cabeza no saldría de su asombro, pero sin duda alguna sonreiría al ver el prometedor panorama que se ha abierto en el sector de la impresión. Lo digital no solo está de moda sino que también es una tendencia que marca ya el presente y determina las estrategias empresariales del futuro. El crecimiento de la impresión digital es constante e imparable. Sirva de ejemplo la experiencia de Helloprint, que marca tendencia en la actualidad dentro de este universo siempre cambiante y en evolución constante y también abre el camino hacia nuevos mercados hasta hace muy poco insospechados.

El auge de la impresión digital habría que buscarlo tanto en la calidad del producto como en la inmediatez de sus resultados y en la velocidad con que se puede aplicar. Con la impresión digital se dice prácticamente adiós a otras técnicas que comienzan a formar parte del pasado más que del presente o del futuro, como el offset.

Además de una incuestionable calidad del producto, la impresión digital es sumamente rápida y efectiva, manteniendo una excelente calidad final en su acabado. Y ni que decir tiene que la sostenibilidad es indudable, con lo que se mantiene una excelente relación con la defensa del medio ambiente.

La versatilidad de la impresión digital facilita a los potenciales clientes que puedan acceder prácticamente al instante a tiradas muy cortas gracias a que no se utilizan planchas o fotolitos. Así, es posible tener desde una copia del documento en cuestión hasta un millar de unidades en tiempo de elaboración sumamente corto.

En paralelo, esta posibilidad de impresión ‘a la carta’ permite trabajos personalizados, que facilitan a su vez un amplio y selecto catálogo de ofertas y contenidos con unos precios asequibles a todos los bolsillos.

Esta forma de trabajar elimina ipso facto el material sobrante o stock acumulado ya que se imprimen cantidades lo más ajustadas posibles a las necesidades del usuario.

La impresión digital permite trabajar sobre una completa gama de soportes, ya sea en papel pero también en diferentes materiales como adhesivo, PVC, vinilo o imanes. Además, el producto resultante puede implementarse con efectos especiales variados, tales como impresión con tinta blanca, barnices, grabados y otros productos.

En este sentido, caben destacar los flyers publicitarios, uno de los productos promocionales más efectivos del mercado. La impresión de flyers ayuda a llegar a un gran número de clientes en condiciones muy ventajosas. Estos flyers se pueden personalizar con diseños innovadores y es posible elegir entre diez tamaños diferentes, desde formatos pequeños y cuadrados hasta grandes tamaños como el A3.

Otra forma de sacar partido a la impresión digital es la del mercado de las pegatinas para cualquier tipo de negocios. A diferencia de otros soportes de publicidad, las pegatinas personalizadas, muy asequibles económicamente, son una forma versátil de diversificar la funcionalidad de la empresa, dando a conocer los productos de la empresa de una forma sencilla, muy barata y de fuerte impacto publicitario. De este modo, la marca obtiene una visibilidad directa a un coste muy pequeño.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 4 =