La dueña de un bar de Miranda del Ebro buscaba al afortunado/a que compró una papeleta del sorteo del Euromillones del 23 de febrero. Nadie reclamó el premio y el millón de euros ha quedado en manos de Hacienda.

El boleto de por importe de 25 euros se sello en el bar Jema de Miranda de Ebro (Burgos). Los clientes del establecimiento han estado muy revolucionados, revisando el bien por si aparecía el boleto premiado. Las camareras no recuerdan cuántas veces han revisado para nada cientos de tickets.

Al no aparecer el afortunado o afortunada ganadora de un millón de euros, del especial del Lluvia de Millones, se lo ha quedado la administración de hacienda. Se trataba de una variante del Euromillones que juegan todos los países europeos, dos veces al año y en la que no juegan los números al azar elegidos por el jugador, sino la combinación de dígitos que marcan el código de barras de la apuesta.

El 23 de Febrero de 2017 en España, hubo siete nuevos euro millonarios (dos de ellos en Bilbao y Puzol, localidad de Valencia). Al no aparecer el agraciado en los tres meses siguientes, caduca “contados a partir del día siguiente a la celebración del sorteo”, insisten desde la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE). Como en los casinos, una vez más gana la banca… pública. Es decir, Hacienda.

El bar Jema ha mantenido el cartel de ‘Premio millonario. vendido aquí’. La SELAE llamó al despacho de apuestas del Jema para recordar que el millón de euros seguía sin propietario.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + 2 =