La detención del presidente de Oxfam Internacional, el guatemalteco Juan Alberto Fuentes Knight, acusado de participar en un caso de corrupción cuando fue ministro de Finanzas durante el Gobierno de Álvaro Colom, y los últimos escándalos sexuales de miembros de la organización en Haití, no sólo han supuesto un golpe mortal a esta organización, sino también una sacudida a la imagen pública del resto de ong’s que trabajan en el mundo.

La directora ejecutiva de Oxfam Internacional, Winnie Byanyima ha declarado que “Todavía no conocemos si hay cargos formales contra Fuentes Knight. Lo que sí sabemos es que ha informado a Oxfam de que estaba siendo investigado por una transacción presupuestaria realizada por el Gobierno guatemalteco cuando fue ministro de Finanzas de ese país. Fuentes Knight nos ha asegurado que ha cooperado en la investigación en todo momento con la certeza de que no ha transgredido las normas”, ha afirmado en una nota de prensa.

La propia organización ha publicado una declaración sobre la historia publicada por el The Times de Inglaterra, sobre abuso de poder y explotación sexual en Haití por parte de personal de Oxfam Gran Bretaña. Oxfam afirma en la nota su “defensa de los derechos de las mujeres, máxime en situación de vulnerabilidad”, Dice estar “del lado de las víctimas y demandan una actuación contundente y transparente ante casos de acoso y abuso.”

 

DECLARACIÓN DE OXFAM GRAN BRETAÑA 

El comportamiento de algunos miembros del personal de Oxfam descubierto en Haití en 2011 fue totalmente inaceptable, contrario a nuestros valores y los altos estándares que esperamos de nuestro personal. Tan pronto como tuvimos constancia de las acusaciones iniciamos inmediatamente una investigación interna.

Nuestro objetivo principal en todo momento fue ir hasta el fondo y tomar medidas contra los involucrados y anunciamos públicamente, incluyendo a los medios, tanto la investigación como las medidas que tomamos como resultado de la misma.

Cuatro miembros del personal fueron despedidos como resultado de la investigación y tres, incluido el director en el país, renunciaron antes del final de dicha investigación. Las denuncias de que niñas menores de edad pudieron haberse visto afectadas no fueron probadas.

Después de la investigación llevamos a cabo una revisión exhaustiva del caso que resultó en la creación de un Equipo de Protección específico y una línea de denuncia confidencial como parte de un paquete de medidas para garantizar que hacemos todo lo posible para proteger a nuestro personal, prevenir el abuso sexual y la mala conducta y mejorar la forma en que abordamos cualquier acusación.

Notas para editores: Oxfam publicó un comunicado de prensa el 5 de agosto de 2011 diciendo que habíamos iniciado la investigación y otro el 5 de septiembre anunciando el resultado.

Oxfam Intermón España está recogiendo peticiones de socios que quieren darse de baja, aunque responsables de la organización esperan mantener la confianza de la mayoría de los 192.000 colaboradores que hay en nuestro país.

A estas denuncias de abusos en Chat en 2006 y en Haití en 2011, se suma la denuncia del diario ‘The Sunday Times’, que denuncia que más de 120 trabajadores de organizaciones británicas estuvieron envueltos en casos de abusos en 2017, a trabajadores voluntarios, la mayoría menores.

‘The Times’ publicó la semana pasada que el exdirector de Oxfam en Haití, Roland van Hauwermeiren, mantuvo encuentros con prostitutas en una villa alquilada para él por la ONG, y citó a testigos que relatan fiestas sexuales organizadas por cooperantes en 2011.

‘The Observer’ desveló este domingo que trabajadores de Oxfam también contrataron a prostitutas en Chad en 2006, cuando el responsable en ese país era el propio Van Hauwermeiren, que más tarde pasó a liderar la misión de la francesa Acción Contra el Hambre en Bangladesh.

Tres casos que aunque son de hace muchos años, dañan la imagen de las ONG’s para el desarrollo. Imagen que empezó a resquebrajarse con la agresiva captación de socios en España. Con la utilización de trabajadores precarios para captar socios colaboradores.

La ministra británica de Cooperación Internacional, Penny Mordaunt, ha censurado que la ONG no informara al Gobierno sobre los motivos por los que despidió a cuatro hombres y aceptó la dimisión de otros tres en 2011.

Mordaunt acusó a Oxfam de falta de “liderazgo moral” y que “si no entregan toda la información que recogieron en su investigación (…) no podré continuar trabajando con ellos“.

La portavoz de contenidos de Oxfam en España, Lara Contreras, reconoció este lunes que no pueden “garantizar que no salgan casos (de abusos sexuales)” en la rama española. Contreras admitió que ya ha informado sobre “casos internos que son confidenciales”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + 8 =