El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García–Margallo ha advertido al PSOE que en política “no se debe decir nunca jamás” y que hay que ayudar a formar gobierno “poner palos en las ruedas siempre tiene castigo, como se ha visto”. García Margallo se ha expresado así después de que el Comité Federal del PSOE haya confirmado que votará en contra de la investidura de Mariano Rajoy.

Así, García Margallo ha recordado los 202 escaños que obtuvo Felipe González en 1982 después de “ayudar a la gobernabilidad en la época de Calvo Sotelo, prestando apoyo en una situación difícil”. El ministro en funciones ha querido hacer una distinción entre el actual secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, y el partido, afirmando que éste “tiene 137 años de historia y siempre ha estado dispuesto a colaborar para resolver los problemas reales del país”.

Para García Margallo, la clave de la salvación del PSOE puede encontrarse en un distanciamiento con Podemos “la destrucción del PSOE es más que probable si en un momento de auténtica necesidad nacional el PSOE se niega a poner el hombro por miedo a perder la hegemonía con Podemos”.

Margallo ha criticado la conducta de los socialistas que están dispuestos a pactar con Podemos, ERC y Bildu y no con el Partido Popular “demostrar que se puede ser alternativa de gobierno y ser alternativa seria es ponerse a trabajar en algo serio”.

A su modo de ver, no habría que dejar pasar la oportunidad de llegar a grandes acuerdos, como sucedió durante la Transición, para hacer grandes reformas, y ha insistido en que para hacerlas sería muy conveniente un acuerdo con PSOE y Ciudadanos, pero no con el PNV, con los que existen “diferencias importantes”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once + 4 =