Gamonal, un barrio de clase trabajadora

“Gamonal, la historia desde abajo” recorre los conflictos sociales que han atravesado este barrio de Burgos de clase trabajadora, conocido sobre todo por las impactantes movilizaciones que se produjeron en el año 2014

0
José Medina Mateos (izquierda) y Marcos Erro, autores de “Gamonal, la historia desde abajo”.
José Medina Mateos (izquierda) y Marcos Erro, autores de “Gamonal, la historia desde abajo”. Foto: Diego Villaverde

Entrevistamos a Marcos Erro García, periodista burgalés y autor junto a José Medina Mateos de “Gamonal, la historia desde abajo”. Ha escrito en medios burgaleses y participa activamente en la cultura popular de la ciudad, formando parte de los colectivos “El Perdigón” y “Teatrería denuncia”.

Empecemos por el final del libro: “todo está en nuestra mano. Cuando quieras, empezamos”. ¿Es “Gamonal, la historia desde abajo” una llamada a la acción?

De alguna manera es una llamada a la acción y tiene un objetivo fundamental, la voluntad de intervención social. Por eso, al final apelamos a lo práctico, a activar a la persona que lo lea y queremos que el texto, además de introducir numerosas reflexiones, también sea una invitación a actuar. Para que el libro llegara a la gente y tuviera esa capacidad de intervención, hemos utilizado un lenguaje accesible. Además, éramos conscientes de que no podía quedar un volumen demasiado extenso. Si cuentas todo lo que ha ocurrido en un barrio en el que viven 60.000 personas desde hace décadas, haces una enciclopedia. Pero nuestra intención no era esa.

 

¿Por qué habláis de la historia “desde abajo”?

Porque teníamos que darle una mirada al libro. Y que esa mirada posicionase a quién lo leyera en los conflictos que se relatan. Queríamos contar la historia de Gamonal desde Gamonal, porque entendíamos que muchas veces, cuando nos definen desde fuera y nos roban el relato de lo que nos ocurre, nos están robando a la vez la capacidad de cambiar las cosas. Observamos que los historiadores marxistas británicos de mediados del siglo XX habían extendido la forma de contar la historia desde abajo y vimos que era una buena manera porque en Gamonal las personas que viven son de abajo y porque habitualmente, a través de los medios generalistas, siempre recibimos la versión de los de arriba. Para hacerlo, hemos recurrido a la gente que ha vivido en el barrio desde siempre y que en muchas ocasiones lo ha construido con sus propias manos. Y son con esas más de treinta entrevistas que hemos realizado con las que de forma muy artesanal hemos tejido el relato.

Los autores han recurrido a la gente que ha vivido en el barrio desde siempre y que en muchas ocasiones lo ha construido con sus propias manos

 

¿Cómo decidisteis que hiciera el prólogo César Rendueles?

Siempre nos rondó su nombre la cabeza. Es una persona de la que hemos aprendido mucho leyéndole y escuchándole. Y que sus reflexiones nos surgen a menudo en las millones de conversaciones de política que tenemos José y yo. Rendueles es capaz de explicarte el problema político más complejo con una anécdota de Los Simpsons. Eso tiene una potencia brutal. Y en cuanto nos pusimos en contacto con él, todo fueron facilidades. Se ha portado con nosotros con una humildad y una generosidad infinitas, así que solo podemos darle las gracias.

portada

 

¿Es el barrio un espacio mitificado para la acción política? ¿o son espacios en via de extinción?

Lo que nosotros pensamos es que precisamente, para que no sean espacios en vías de extinción, hay que dejar de considerarlos espacios mitificados. En los espacios mitificados entras con mucho cuidado, con una actitud pasiva, a aprender, no sea que vayas a romper algo. Justamente a los barrios hay que despojarles de esa mística y contar cómo son, con sus contradicciones y sus ambivalencias. En nuestro caso, Gamonal no es solo un barrio combativo. Es también un barrio con un alma conservadora que viene del corazón campesino de Castilla muy apegado a la religión. Pues muy bien. No tengamos problema en contarlo y en seguir interviniendo en los barrios que, más allá de mitos, son lugares en los que las situaciones de desigualdad y de exclusión se agudizan. Así que en los barrios todavía queda mucho por hacer.

Gamonal es también un barrio con un alma conservadora que viene del corazón campesino de Castilla muy apegado a la religión

 

“El Burgos de oposición debe intentar conectar con el Burgos popular”, planteáis en un momento dado. ¿Es algo que se esté logrando?

Por el momento, no. Esa es una de las críticas fundamentales del libro. Es una crítica a las organizaciones con voluntad de transformación social, que muchas veces reproducimos las prácticas de siempre sin darnos cuenta que nos meten en un círculo vicioso que no nos permite avanzar. El Burgos de oposición debe mirar a los barrios, mezclarse con ellos, tejer complicidades y no apelar tanto al centro de poder de la ciudad que, debido a su nula cultura democrática, no escucha sus reclamaciones.

 

¿Cómo ha sido la llegada de Podemos y la llamada nueva política a Burgos y Gamonal?

Desde mi punto de vista, a nivel social no tiene demasiada presencia ni implantación, aunque a nivel electoral hayan obtenido buenos resultados. Lo más destacable han sido los seis concejales de la candidatura de unidad popular en las elecciones municipales de 2015, en las que Imagina Burgos obtuvo seis concejales y se pasó de una mayoría absolutísima del Partido Popular a un Ayuntamiento fraccionado, en el que si Imagina hubiese conseguido un concejal más, podría haber gobernado con el PSOE.

 

¿La situación ahora en Gamonal cómo es? ¿qué tal recepción ha tenido el libro?

La situación en Gamonal respecto a la lucha social es buena porque se han mantenido iniciativas que surgieron del conflicto de hace tres años, como el Centro Social Recuperado, en el que se hacen muchas actividades culturales. Además, en marzo llegan los juicios de los encausados en enero de 2014, por lo que se está tratando movilizar al barrio y a la ciudad para que no se cometan injusticias en estos procesos judiciales que están llenos de irregularidades jurídicas. Por otro lado, la recepción del libro está siendo espectacular. Estamos sobrepasados y ya hemos tenido que hacer una segunda impresión. Dentro de Burgos y de Gamonal todo el mundo se ha volcado y desde fuera también estamos recibiendo muy buen feedback en las entrevistas y a través de las numerosas presentaciones que nos están proponiendo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa Reforma Laboral y la inestabilidad de los contratos indefinidos
Artículo siguienteHasta la muerte
Nacido en Madrid el 21 de julio de 1974. Licenciado en Bioquímica por la Universidad Compluense de Madrid pero su actividad profesional ha estado relacionada con el desarrollo de software como analista de sistemas. Colabora como periodista en diversos medios en temas relacionados con temas laborales y derechos de autor. Es el autor del libro "¿Por qué Marx no habló de copyright?", además de "SGAE, el monopolio en decadencia" (en preparación) junto a Ainara LeGardon

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 10 =