Las casas de apuestas son un negocio que cada vez mueve más dinero. Las vemos patrocinando a los principales equipos de fútbol o baloncesto de nuestro país, con personajes como Carlos Sobera o José Coronado promocionándolas, pero… ¿nunca te has parado a pensar en cómo funcionan las casas de apuestas? A continuación vamos a descubrir su funcionamiento, no sin antes recordar que, igual que pasa cuando vamos al casino o jugamos al poker aquí se repite eso de que siempre gana la banca, o en este caso la casa de apuestas.

Para atraer a los jugadores, las casas de apuestas (también llamadas bookies) ofrecen unos jugosos bonos de bienvenida con los que premian el depósito inicial del cliente. Este bono puede llegar al 200% del importe depositado. Además, algunas ofrecen supercuotas con las que pagan la victoria del favorito muy por encima del precio de mercado, aunque suelen hacerlo en forma de bono o de apuestas gratis (algunas como Wanabet lo hacen en forma de dinero real).

Las cuotas de las apuestas

Todas las casas de apuestas tienen unos traders, los profesionales encargados de fijar la cuota por la que podemos apostar a un mercado. A la hora de fijar la cuota se tienen en cuenta dos factores: las probabilidades de que se de la situación (la victoria del equipo local, más de 2.5 goles en un partido, el número de sets de un partido de tenis, etc.) y la comisión que se lleva la casa de apuestas. Aquí está la clave, ya que gracias a esta pequeña comisión las bookies siempre ganan, al margen de que la apuesta resulte ganadora o perdedora.

Sin embargo, las cuotas evolucionan a medida que se acerca el evento deportivo en cuestión. Esto se debe tanto a la actualización de las cuotas que hacen las propias casas de apuestas (por ejemplo, si se ha lesionado la estrella de un equipo o ha habido un cambio de entrenador) como a la entrada de dinero a un mercado. Así, si en un partido de tenis la inmensa mayoría de jugadores apuesta por el tenista 1, su cuota bajará poco a poco mientras que la victoria del tenista 2, en quien nadie confía, se pagará cada vez mejor.

Una de las claves para triunfar es ser capaz de interpretar estas tendencias antes que nadie, por eso es importante estar atentos a información especializada como la que podemos encontrar en blogs de apuestas especializados. Estar bien informado es uno de los requisitos indispensables antes de hacer una apuesta, aunque en ocasiones, las casas de apuestas pueden llegar a retirar eventos bajo sospecha. Hace un par de años, se retiró el Girona-Zaragoza de la última jornada de 2ª División donde el empate valía a ambos equipos. La cuota empezó a bajar, y el partido fue un aburrido 0-0.

Apuestas en directo

También conocidas como apuestas live o en vivo, es una modalidad de apuestas que se caracteriza porque el apostante juega mientras se disputa el evento, por ejemplo un partido de fútbol. Esto que las cuotas cambien en gran medida durante la disputa del evento, y ahí tenemos un filón. De nuevo, la evolución de las apuestas y del partido marcará los cambios de cuotas establecidos por la bookie, y encontramos mercados de apuestas que no aparecen en las apuestas prematch, como el próximo saque de banda (fútbol), break (tenis), triple (baloncesto), etc.

Apuestas combinadas

Una apuesta combinada es aquella en la que interviene más de una selección, generalmente de diferentes eventos. Eso sí, bookies como William Hill, Betfair, Bet365 o Bwin permiten combinar mercados de un mismo evento. La cuota final se obtiene multiplicando la cuota de cada selección, y el premio es mayor aunque el riesgo también aumenta a medida que añadimos selecciones. A grandes rasgos, así funcionan las casas de apuestas, un mundo tan emocionante como interesante.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cinco =