Gillermo Fernández Bueno, un peligroso asesino y violador, permanece en paradero desconocido tras fugarse de la prisión santanderina de Santoña donde cumplía una condena de 22 años por dos delitos de agresión sexual y uno de asesinato, según informa la Policía a través de un tuit publicado este miércoles.

La Policía solicita la máxima colaboración ciudadana para hallar y detener a este individuo, que cumplía condena en la prisión de El Dueso desde el año 2000, según adelanta El Diario Montañés. Este condenado por asesinato y violación en 2004 recibió el pasado 15 de julio un permiso penitenciario de una semana, que finalizaba oficialmente el pasado domingo por la tarde. El reo no regresó.

Pese a llevar entre rejas 14 años, Guillermo Fernández aún debía permanecer recluido otros ocho años. Los hechos por los que fue condenado sucedieron con un mes de diferencia en el año 2000 en la ciudad de Vitoria, donde trabajaba en la construcción. Primero agredió sexualmente a una panadera en su establecimiento y después violó y asesinó a una limpiadora. Estos hechos se produjeron cuando el condenado tenía sólo 23 años. Durante el juicio, el psiquiatra definió su personalidad como “antisocial y sádico-agresivo”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 4 =