¿Cocinamos? Hoy FRICANDÓ plato exquisito, al alcance de muchas posibilidades. ¿Por qué impone tanto miedo acercarse a los fogones?

Lo importante es no complicarse la vida, hay recetas básicas que, con el paso del tiempo podemos remodelar pero algunas, como ésta, la aprendí de mi abuela hace un montón de años y sigue siendo uno de los platos preferidos de mis nietos. Sm, Es mi cocina de Resistencia.

FRICANDÓ

Encontraremos bandejas de carne que indica: Fricandó. A mí me gusta especialmente la Llata. Es cuestión de proveerse al menos, de tres trozos por comensal.

1 cebolla.

3 dientes de ajo.

Azafrán.

8 almendras tostadas.

Perejil.

Una galleta maría.

Una pizca de canela.

1 hoja de laurel.

Un vaso de vino de jerez.

Un vaso de caldo.

NUNCA tomate.

Salpimentar la carne, pasarla por harina y freír ligeramente. Reservar fuera de la cazuela.

En el aceite sobrante sofreír la cebolla y dos dientes de ajo cortados en láminas finas. Dejar confitar al menos 20 minutos a fuego muy suave. Añadir la carne con cuidado para que no se rompan los trozos.

Hacer una picada en el mortero con el ajo restante, el azafrán y el perejil, las almendras y la galleta. Mojar con un poco de caldo y añadir a la cazuela con el caldo restante el vino y la hoja de laurel. La carne debe quedar cubierta. Tapar la cazuela y dejar al menos una hora a fuego muy lento. Rectificar con caldo-vino si queda seco.

Si es época de setas, añadirlas los últimos 30 minutos. O patatas, o alcachofas, o, en su defecto, unas cuantas láminas de Ceps –secas que habremos tenido en remojo unas horas. El agua del remojo añadirla a la cocción-.

Procuren que la carne sea abundosa.

 

ENSALADA variada

Para comenzar la comida, una buena ensalada nos prepara para el plato fuerte, NO al final

Dos Cogollos, dos Endivias,

1 Aguacate,

Cebolla de la que tenemos en vinagre laminada –como fondo de nevera-.

Una manzana laminada fina o una pera.

Tal vez unas judías tiernas que sobraron anoche de la verdura.

Una aceitunas negras, unas nueces.

Una rebanada de pan tostado desmigada

Unos tomates maduros sin piel ni semillas.

Cortar todo ni muy chico ni muy grande, para que todo desprenda su sabor.

Aliñar con una buena vinagreta: también la tenemos como fondo de Nevera: Una cucharada de miel, un de mostaza, otra de Tahin tostado. Batimos con aceite-vinagre-pimenta-sal, dentro de un bote vacío de mermelada, como si preparásemos un cocktail.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 3 =