El expresidente de la Generalitat valenciana,  Francisco Camps,  ha sido citado a declarar en calidad de investigado (imputado) el próximo 24 de enero por la jueza  instructora del caso Valmor  por un supuesto delito de prevaricación y otro de malversación.

Según el Tribunal Superior de Justicia valenciano, para ese mismo día ha sido también citado a declarar el expiloto Jorge Martínez “Aspar” en una de las piezas separadas de la causa que se investiga en el Juzgado de Instrucción número 2 de Valencia por presuntas irregularidades en la organización de los grandes premios de Europa de Fórmula Uno que tuvieron lugar en Valencia entre 2008 y 2012.

En la providencia, hecha pública por el TSJCV, también se cita a declarar como investigados a la exasesora de Presidencia y trabajadora de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana, Belén Reyero, y al exdirector de este último organismo de la Generalitat Nicolás Figueras para el 26 de enero.

Los testigos solicitados por la Fiscalía declararán el próximo 27 de diciembre ante el Juzgado que dirige la jueza Beatriz Sobremonte, quien también ha confirmado que ha decidido dividir en dos piezas separadas la causa que sigue contra Camps, la exconseller  de Cultura Dolores Johnson y ‘Aspar’ con el objetivo de “agilizar la investigación”.

En la primera pieza se investigarán las negociaciones previas para traer a Valencia el Gran Premio de Fórmula-1 y la decisión de gestionarlo a través de la empresa privada Valmor Sports.

En cuanto a la segunda, se investigará la absorción de Valmor por la empresa pública Circuito del Motor y la asunción de la deuda por parte de la Generalitat.

El pasado mes de octubre la policía concluía, en un informe que había permanecido hasta entonces bajo secreto de sumario,  que el expresidente Francisco Camps lideró el  fraude que presuntamente rodeó la organización del Gran Premio de F-1 en Valencia. Los investigadores detectaron presuntos amaños en varios contratos públicos.

Camps, imputado por malversación de caudales públicos y prevaricación, lleva desde 2014 – año en que se inició el procedimiento judicial –  reivindicando su inocencia y ha pedido en los últimos meses, siempre sin éxito, que la causa se archivara.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) señaló que Camps negoció y renegoció las condiciones con el entonces patrón de la F-1, Bernie Ecclestone, con quien se reunió al menos ocho veces, el expresidente decidió que fuera su Gobierno quien financiara el proyecto deportivo, que acabó siendo ruinoso para la Comunidad Valenciana. La ejecución del plan implicó, también, “la interposición de un promotor privado”, la empresa Valmor Sports, que regentaba el antiguo campeón de motociclismo Jorge Martínez Aspar con quien Camps mantenía “una relación personal de amistad”,  señala el informe.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − uno =