Que no les engañe el resultado claro porque la verdad es que Francia no demostró mucho en su segundo partido de la Eurocopa. Incluso nos atreveríamos a afirmar que Albania fue mejor en los primeros cuarenta y cinco minutos a pesar de la falta de ocasiones de gol.

El partido comenzó con la sorpresa de la alineación de Francia, donde no aparecían ni Pogba ni Griezmann, dos de los hombres más importantes de los bleu. Albania en el primer tiempo demostró que no es un convidado de piedra en este torneo. Consiguió desactivar con su colocación en el campo el juego francés. Los galos se veían incapaces de penetrar en la defensa y en el entramado táctico albanés.

Deschamps introdujo a Pogba por Martial en el descanso y pareció que los bleu aumentaban el nivel ofensivo ya que el cambio de sistema a un 1-4-3-3 provocó que los franceses adelantaran sus líneas y Dimitri Payet volviera a aparecer. Sin embargo, el gol no llegaba. El cansancio se iba apoderando de los albaneses y esto fue aprovechado por Francia para tener oportunidades de abrir el marcador con un par de cabezazos de Giroud, pero el delantero del Arsenal es capaz de lo mejor y de lo peor y no acertó. Sin embargo, fue Albania quien tuvo la oportunidad más clara del primer acto con el rechace al palo de un centro de Hysaj por parte de Matuidi. Las alarmas estaban activadas porque no se atisbaba capacidad de mejora por parte de los anfitriones.

Ante la inoperancia ofensiva de Giroud, Deschamps dio entrada a Griezmann y a Gignac. Los albaneses colocaban sus líneas cada vez más atrás y el empuje francés tuvo premio con un centro del central del Sevilla Rami que fue rematado de manera magistral por Griezmann a falta de un minuto para el final. El segundo gol, marcado por Payet, es pura anécdota y consecuencia de la desazón albanesa que les hizo perder la concentración que habían mantenido durante todo el encuentro.

Francia volvió a jugar con fuego y en un torneo corto como es la Eurocopa estar en el alambre es demasiado arriesgado porque no siempre llegan los goles en los minutos postreros, sobre todo si tenemos en cuenta que los únicos disparos a puerta de los franceses fueron los dos goles. Aún así, son la primera selección clasificada matemáticamente para los octavos de final. Albania, por el contrario, aún no ha puntuado pero ha merecido mucho más.

ESTADISTICAS FRANCIA ALBANIA

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + dieciseis =