“Oh Romeo, oh Fernando, dónde estás que no te veo” (aunque a tu amigo y alcahueta Flavio sí lo veo todo el tiempo).

“Oh Mercedes, mi Julieta. Tú sabes cómo te quiero, pero nuestras familias harán lo posible porque jamás nos casemos. Tú eres una Capuleto Daimler-Benz y yo un MacLaren Montesco”

“Conseguiremos salvar todos los escollos. Estamos hechos el uno para el otro, mi Romeo”.

“Quizá sí, querida Mercedes, digo Julieta”

(no es delicado que le hable de la gran cantidad de pasta que le iba a costar el enlace a Romeo; y tampoco estaba garantizado que lograse dejarla embarazada de un campeonato del mundo de F1).

“Haré cuanto esté en mi mano”

“Te quiero, Fernando Romeo”

“Te quiero, Mercedes Julieta”

Otro burbon, por favor.

O mejor, esta vez que sean tres burbon, y dobles. No dejemos la garganta seca ni a Fernando ni a Mercedes. Que nos estamos inspirando en una obra cuyo título original era y es: Romeo and Juliet o The Most Excellent and Lamentable Tragedie of Romeo and Juliet . Tragedie-tragedia- lamentable tragedia. ¿Conseguirá Bernie LA MOMIA Ecclestone remedar a Willian Shakespeare? Difícil pero no imposible. ¡Más burbon, camarero, lo necesito!

 

Tigre tigre.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. A ver 30 millones por la posibilidad de ser campeón mundial? incluso para el mítico Romeo me temo que es demasiado pedir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 5 =