Romero de Tejada fur nombrado fiscal jefe de Cataluña en julio de 2013 por quien era entonces fiscal general del Estado Eduardo Torres-Dulce. Era teniente fiscal de la Fiscalía de Cataluña y sustituyó a Martin Rodríguez Sol, quien dimitió en marzo tras haber defendido en una entrevista la legitimidad de una consulta al pueblo catalán dentro de un marco legal.

El pasado 25 de septiembre, Romero de Tejada remitió al entonces jefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluis Trapero, la primera orden directa para que actuara contra la preparación del referéndum del 1 de octubre. En una instrucción de cuatro folios, encargó al mayor que sus agentes acudieran a todos los institutos de Enseñanza Superior que iban a ser utilizados como colegio electorales en la consulta suspendida por el Tribunal Constitucional.

Romero de Tejada, de línea dura, fue nombrado por el Gobierno central en julio, unos meses después. “Mi afecto para su familia y sus compañeros. Una gran pérdida para la justicia y la fiscalía”, ha escrito el titular de Justicia en su cuenta de Twitter a primera hora de la mañana este lunes.

Rodríguez Sol fue luego número dos por Barcelona en la lista de Unió Democràtica de Catunya en las elecciones plebiscitarias del 27-S de 2015, aunque la formación no obtuvo ningún escaño en el Parlament y el jurista volvió a la fiscalía. Había pedido una excedencia.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLas Juntas Electorales vigilan de cerca las elecciones catalanas
Artículo siguienteEl renacer del PSC

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + tres =