Jean-Claude Junker, Presidente de la Comisión Europea, afirmó lo siguiente en su discurso sobre el Estado de la Unión: «Ahora que celebramos el 60º aniversario de los Tratados de Roma, es el momento de que una Europa unida de 27 Estados perfile una visión para el futuro. Es el momento del liderazgo, la unidad y una determinación común. El Libro Blanco de la Comisión presenta una serie de sendas diferentes por las que puede optar esta UE de 27. Es el inicio del proceso, no el final, y espero que a partir de ahora tenga lugar un debate franco y amplio. La forma dependerá de la función. El futuro de Europa está en nuestras propias manos».

El Libro Blanco, según la Comisión, recoge los principales desafíos y oportunidades para Europa para los próximos diez años. Presenta cinco escenarios sobre cómo podría evolucionar la Unión dependiendo de los caminos que se decidan tomar. Son los siguientes:

Escenario 1: Seguir como hasta ahora. Cumplimiento del programa de reformas según las orientaciones de la Comisión de 2014 y de la Declaración de Bratislava. Esto implicaría que los europeos podrían tener dificultades para cruzar fronteras al mantenerse determinados controles, obstáculos jurídicos y técnicos.

Escenario 2: Sólo el mercado único. Centrarse sólo en el mercado único por no alcanzarse acuerdos entre los Estados miembros en diferentes ámbitos.

Escenario 3: Los que desean hacer más, hacen más. Se mantiene el funcionamiento actual de la UE27 pero se permite a los Estados que lo deseen una mayor colaboración en, por ejemplo, políticas de defensa, de seguridad interior o de asuntos sociales.

Escenario 4: Hacer menos pero con más eficiencia. Centrar la atención de la UE27 en los ámbitos en los que se ha tenido un mayor éxito y en los prioritarios y hacer menos en aquello que se decida que no aporta valor añadido.

Escenario 5: Hacer mucho más de manera conjunta. Compartir más competencias entre los Estados además de recursos y tomas de decisiones en todos los ámbitos.

Fuente: Comisión Europea

Todas las opciones que se plantean en esos cinco escenarios suponen «menos Europa» y dar marcha atrás en la integración de la UE27 al darles mucho más poder a los Estados. La crisis económica y las decisiones adoptadas por su causa han debilitado de tal manera a las instituciones europeas que los cinco escenarios presentados por la Comisión son una muestra de la debilidad de dichas instituciones para hacer frente a las necesidades de los ciudadanos.

Las políticas de austeridad impuestas desde la Comisión Europea por la presión de los países del centro y del norte han causado estragos en los ciudadanos tanto a nivel económico como a nivel social. Cuando se cedió a la presión de Estados como Holanda, Finlandia y, sobre todo, Alemania no se calcularon las consecuencias que dichas políticas podrían tener en las víctimas de la crisis, en los más vulnerables, en los que han visto cómo sus condiciones de vida han empeorado por el aumento del desempleo, por la desaparición y deterioro de servicios públicos básicos, por las reducciones salariales o las reformas laborales impuestas por los Estados para poder cumplir con los compromisos adquiridos en Bruselas.

La aplicación de esas políticas económicas defenestró el espíritu democrático y de solidaridad que era uno de los cimientos de la Unión Europea. Esto ha llevado a que surjan movimientos políticos de extrema derecha que ponen en peligro no sólo el proyecto europeo sino la propia esencia de la democracia y los cinco escenarios planteados por la Comisión no hacen más que destruir lo que se tardó 60 años en construir.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Lo siento, no entiendo bien la conclusión. El artículo dice:
    “Todas las opciones que se plantean en esos cinco escenarios suponen «menos Europa»”
    Sin embargo, de las cinco opciones, solo hay dos (la 2 y la 4) que implican una reducción de funciones de Europa, así que no entiendo bien el titular catastrofista. ¿Qué esperábamos? ¿Construir Estados Unidos? Somos Europa, nuestra realidad histórica es tremendamente compleja, y ya solo el hecho de que llevemos 60 años desde el Tratado de Roma es un avance significativo. Me parece que debemos seguir creyendo en este proyecto común y seguir trabajando por él.

  2. Las elecciones, debido a la dificultad de predecir dichos eventos, tanto en los resultados como en los efectos de los mimos, tienden a ser subestimadas. Además, los escenarios contrarios al establishment, la victoria de los llamados partidos populistas, son negadas por poco probables o imposibles por la media, afín al status quo actual.
    Si queréis profundizar en el impacto que dichas elecciones tienen en las posibles inversiones https://elpensaderodekeynes.wordpress.com/2017/02/27/2017-vientos-de-tormenta-al-norte-de-los-pirineos/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − 6 =