España superará este año a Grecia como destino de inmigrantes sin papeles que llegan a través del mar y jugándose la vida. Así se desprende del informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), organismo de Naciones Unidas,. En lo que llevamos de año son casi 8.200 los inmigrantes que han conseguido llegar a España, lo que supone más que triplicar la cifra del año pasado, que en el primer semestre fue de 2.476.

España ve con horror, pero no con solidaridad ni preocupación por las víctimas -hombres, mujeres y niños- esta situación. Mientras el Gobierno entiende que esto perjudica a nuestro país por lo que conlleva más inmigrantes sin papeles.

Organizaciones internacionales y humanitarias, como Cruz Roja y Cáritas, llevan todo el año alertando de esta terrible situación para seres humanos que son capaces de jugarse la vida para no seguir en sus países de origen.

Afortunadamente la cifra de fallecidos en la búsqueda de las costas españolas no mantiene esa relación, según destaca la Celosía, siendo un 20% superior a la de 2016, en concreto 120 frente a 97, con casi un mes y medio de más en la contabilización de este año, ya que son cifras oficiales del citado organismo a fecha 6 de agosto, frente al 30 de junio de las de 2016.

La cifra se triplica con respecto al año pasado

Mientras que la ruta del Este del Mediterráneo, que es la escogida por los refugiados para llegar a Grecia desde Turquía principalmente, ha caído estrepitosamente en afluencia, por el control del Gobierno de Ankara, la del Mediterráneo Oeste, que es por la que se arriba a  España, se ha disparado, aunque el flujo principal sigue siendo el que se dirige a Italia por la corriente central del Mediterráneo. A Italia han llegado por mar en lo que va de año nada menos que 96.438 personas, sólo 3.000 menos que en el primer semestre de 2016, y el Mare Nostrum se ha cobrado en esta travesía 2.240 vidas, en contabilidad oficial, pero todo apunta a que las cifras de muertes en todas las rutas son claramente superiores.

Procedencia

“No oíamos hablar mucho de España, pero este año se ha convertido en protagonista”, según ha informado Joel Millman, uno de los portavoces de la OIM, quien piensa también que es muy posible que España supera a Grecia este año. Una de las razones que Millman da para esta búsqueda del destino español por parte de inmigrantes por razones de índole económica, bélica y medioambiental, es que una gran mayoría de ellos proviene de países de África Occidental, con un flujo natural que atraviesa Marruecos y no Libia, donde las milicias son un riesgo. “Pensamos que la ruta costera que sube hacia Marruecos es ahora mucho más segura que cualquier otra”, ha subrayado el portavoz de la OIM.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 7 =