España se ha convertido en un muro de contención contra el narcotráfico al incautarse en nuestro país el 40% de la cocaína aprehendida en toda Europa proveniente de Suramérica y casi el 70% de hachís procedente de Marruecos, según el análisis que ha realizado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, con mandos policiales durante una visita a la sede de la Brigada Central de Estupefacientes con motivo de su 50 aniversario de creación.

Este año se han destruido 477 toneladas de droga, 23 más que en 2013 cuando se alcanzó un récord histórico con 454 toneladas

Los responsables de esta Brigada, que se ha convertido durante estos años en referencia en la lucha contra el narcotráfico, han estudiado con el ministro las nuevas rutas de entrada de droga y los últimos métodos que utilizan los narcotraficantes para introducirla.

La efectividad policial está obligando a los capos de la droga a salvar la “barrera” española abriendo nuevas rutas en Europa a través de Bélgica y Holanda, fundamentalmente. El Ministerio que dirige Zoido ha detectado, además, un nuevo “modus operandi” de los narcotraficantes para introducir la droga a través de geolocalizadores.

 

Brigrada Central

Durante la reunión que ha mantenido Zoido en la Brigada Central de Estupefacientes se han extraído, además, dos datos importantes: este año se han destruido 477 toneladas de droga, 23 más que en 2013 cuando se alcanzó un récord histórico con 454 toneladas, y se ha incautado con respecto al año pasado un 115,2% más de cocaína, un 88,46% más de heroína y un 55,77% más de marihuana.

 

Contínua capacidad de adaptación

Los datos manejados por la Brigada Central de Estupefacientes ponen de relieve que el crimen organizado en la actualidad se caracteriza por una gestión transnacional y por su continua capacidad de adaptación al entorno en el que se desarrolla su actividad criminal acomodando sus formas de actuación para intentar pasar desapercibido y eludir la actuación policial y judicial.

Con carácter general durante 2017 y teniendo en cuenta que se trata de datos provisionales, según indicó el ministro, la mayoría de los principales indicadores de tráfico de drogas utilizados habitualmente señalan que ya se ha realizado una mayor incautación de drogas que el año pasado.

 

Cocaína

En este sentido, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han aprehendido un total de 32.795 kilos de cocaína frente a los 15.238 kilos del año anterior (un 115,22% más); de heroína se han decomisado 441 kilos frente a los 234 kilos de 2016 (un 88,46% más); de marihuana, un total de 16.646 frente a los 10.686 (un 55,77% más) y 816.415 plantas de cannabis frente a las 566.565 (un 44,1% más).

Zoido señaló que este año se ha producido un récord histórico de destrucción de drogas con un total de 447 toneladas, un 30,73% más que en 2016 cuando se acabó con 365.334 kilos de droga. Hasta la fecha el mejor dato histórico de destrucción de droga  databa de 2013 cuando se destruyeron 454 toneladas de droga.

 

Rutas y modus operandi en la cocaína

A lo largo de su intervención, el ministro se refirió a las nuevas rutas y modus operandi que utilizan los narcotraficantes. Con respecto a la cocaína, apuntó que la efectividad policial española está obligando a los grupos de crimen organizado a salvar el muro de contención que supone España abriendo y consolidando nuevas rutas de entrada de cocaína en Europa, utilizando principalmente otros países como Bélgica y Holanda.

Zoido señaló que los principales países de procedencia detectados de los envíos de cocaína a España son Brasil, Chile, Panamá, Perú, Colombia, Ecuador y Costa Rica con destino a los puertos de Algeciras, Valencia, Barcelona y Vigo. La técnica habitual que siguen las bandas de narcotraficantes es la de enviar varios contenedores “sin contaminar” y uno solo “contaminado”, generalmente, desde Suramérica, a través de distintas empresas de exportación de todo tipo de mercancías al mismo o distintos puertos marítimos para minimizar riesgos.

La forma más habitual de introducción de la cocaína, según detalló el ministro, se realiza mediante contenedores usando el método denominado “gancho ciego”  en el que tanto el remitente como el destinatario son conscientes de que el envío está siendo utilizado para el tráfico de mercancías ilícitas.

Las Fuerzas de Seguridad han detectado últimamente un nuevo modus operandi para introducir la cocaína denominado “drop off”, y que consiste en colocar un dispositivo de geolocalización de droga que posteriormente es lanzada en bultos preparados desde buques mercantes legales en los que la organización mantiene connivencia con parte de la tripulación. Luego la recogen cerca de la costa en pequeñas embarcaciones de recreo o pesca para su posterior introducción en los puertos marítimos españoles.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorUna especie de “show de Truman musical”
Artículo siguienteEl partido de los licenciados
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + dieciocho =