Las profesionales cincuentonas de este país no son Ni-Ni, llevan casi tres décadas de experiencia en sus oficios y saben como nadie abrirse camino en un mundo de hombres, porque cuando ellas empezaron tuvieron que derribar muros por su sexo y condición.

En el mejor momento de sus vidas, estas Baby Boom, con hijos ya independientes en muchos casos y, por tanto, sin las complicaciones de la conciliación de la vida laboral y familiar, ven como el mundo laboral en España les da la espalda. Tener más de 50 años y estar sin trabajo es una barrera infranqueable para muchas de ellas, incluso para las que han gozado de éxito profesional.

España da así la espalda al talento, no sólo de los jóvenes preparados que optan por salir al extranjero, sino también de las mujeres de mediana edad con formación, oficio y años de experiencia.

Diario16 ha encontrado en Paz Sánchez el mejor ejemplo. Superados los 50, esta diseñadora de moda, que llegó a contar con su propia marca y a vestir a mujeres importantes del mundo social, político y cultural en su tienda de alta costura en Salamanca, sale a la calle cada mañana en busca de un trabajo que se le resiste.

“Tienes un currículum cojonudo, me dicen una y otra vez”, explica esta diseñadora cuya empresa se vio arrasada por la crisis hace seis años. “Pero voy a una entrevista a otra y a otra más, y me voy desmoralizando porque soy buena, tengo actitud y aptitud, pero me ven mayor”.

La historia de Bette Davis

Alguna similitud encontramos entre Paz Sánchez y la gran actriz de los años 50 en Hollywood, Bette Davis. Cuando la protagonista de La solterona y La loba estaba a punto de cumplir los 54 años, y ya con dos óscar a sus espaldas, se vio obligada a denunciar su situación de desempleada debido a que, por su edad, Hollywood no encontraba papeles para ella. Así, decidió publicar un anuncio en un periódico de tirada nacional donde explicaba su situación: Madre de tres hijos de 10, 11 y 15 años, divorciada. Estadounidense. Treinta años de experiencia como actriz de cine. Conservo movilidad; más amable de lo que dicen. Se ofrece para trabajo estable en Hollywood (experiencia en Broadway). Bette Davis, att. Martin Baum, G.A.C. Referencias”. 

Anuncio de prensa en el que la actriz Bette Davis pedía trabajo tras ganar dos Óscar .

Volviendo a Paz Sánchez, centros comerciales tan importantes como El Corte Inglés, franquicias como H&M y tiendas de prestigiosas diseñadoras como Rosa Clará no dan una oportunidad a esta maga del patronaje, que ha dirigido el taller de su propio negocio, ha formado a profesionales y ha montado pasarelas y lanzado colecciones de éxito año tras año.

Por darle la espalda, se la ha dado hasta TVE, donde escribió ilusionada y con muchas esperanzas de entrar a formar parte del  nuevo talent show de costura, moda y diseño: ‘Cosido a mano” que se estrenará con el nuevo año. Tras enviar su solicitud y conseguir que alguien del programa se pusiera en contacto con ella, en cuanto conocieron su curriculum y edad, explica, “volvimos a lo mismo, que yo iba a saber más que ellos, que podía ser la maestra de todos, que buscaban gente joven que empezara en esto, bueno, lo de siempre”.

Que le rechazaran en el programa de la televisión pública, la de todos –incluso de las cincuentonas- le dolió a Paz Sánchez. Pero probablemente lo que más le desmoralizó fue ver como, en una tienda para gerente territorial de una conocida franquicia de ropa de jovencitas, “la persona que me entrevistó no me dejara ni explicarme y sólo dijera que mi currículum estaba fenomenal, pero que no es eso lo que buscaban, que era demasiado buena”. “Es que no me dio opción, no me dejó explicarme, ni hablar”, insiste.

Así es Paz Sánchez en la actualidad.

Disponibilidad

Con disposición para viajar, hasta cambiarse de ciudad de residencia si es necesario, con disponibilidad de horario, dispuesta –como hizo con su propio negocio y con el de otra diseñadora para la que trabajó como patronista antes de dar el salto empresarial- a apostar lo que sea necesario “meter horas, implicarme, desarrollar diferentes proyectos en una misma empresa, ser leal y con capacidad de trabajo en equipo” no parece que tampoco ayude a encontrar una salida laboral a Paz Sánchez.

Divorciada con una hija en edad laboral y con sus estudios terminados, Paz ha compaginado sus últimos años profesionales –desde el cierre de su negocio de moda- con la venta en tiendas de ropa. Comercios que también acabaron cerrando por la crisis o que prescindían de personal porque las ventas no daban para más.

Mientras, incluso trabajando, Paz perfecciona su inglés en la Escuela de Idiomas, se ha apuntado a cursos para estar al día con las TIC, las redes sociales, “si hasta estoy dispuesta a aprender y empezar nuevos proyectos que ya nada tengan que ver con lo mío”. Paz pregunta a amigos y conocidos dónde hay más salida laboral “porque me preparo lo que haga falta y me pongo a ello”.

Los días, las semanas y ya los meses pasan desde su último puesto de trabajo y Paz Sánchez se desmoraliza. “Siento rabia, vergüenza, qué injusto ver como optan a puestos de trabajo personas que tienen conocidos, enchufes y yo me voy quedando atrás”.

Lorenzo Caprile, Rosa Clará, Purificación García son sus ídolos, como también lo fue David Delfín. “Por trabajar con ellos aceptaría entrar de becaria, tengo tanto que aportar…”, explica esta mujer estupenda a la que le empiezan a fallar las fuerzas.

“No pido grandes sueldos, no soy ambiciosa en ese sentido, por vivir experiencias como la del programa de TVE o conocer en persona a estos diseñadores, me daría casi por pagada. Con poder vivir sería suficiente, estoy sola, no necesito grandes cosas”. Esta es la historia de esta mujer valiente, trabajadora, que se implica y hace suyos los proyectos profesionales que se le pongan por el camino y que sólo pide una oportunidad. Así de sencillo y así de trágico.

Pero la historia de Paz Sánchez es la historia de decenas de miles de mujeres en nuestro país.

De hecho, España es el segundo país de la UE con mayor índice de paro de mujeres y duplica dos veces y media la tasa europea.

La tasa española de paro femenino se sitúa en el 25,4%, frente a la europea que alcanza el 10,3%.Triplica la  de países como Finlandia o Suecia y llega a quintuplicar la de países como Alemania, Austria y Reino Unido.
Las cifras de desempleo de mujeres en España es 22 puntos inferior a la de Suecia, que es el país con mayor empleo femenino. Sólo Croacia, Malta, Italia y Grecia superan a España en el porcentaje de mujeres paradas. Estos porcentajes se duplican en el caso de las mujeres con más de 50 años.

Desde Diario16 seguiremos la historia de Paz Sánchez, porque es la historia de las mujeres en nuestro país, de las Baby Boom y, sobre todo, es la historia de una injusticia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorUnos padres denuncian el vacío legal ante la enfermedad rara de su hija
Artículo siguienteAgotadas las reservas de medicamentos contra la difteria en Bangladesh
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

3 Comentarios

  1. El articulo refleja la situación de un país donde se premia a la mediocridad, quedan atrás formas de valorar el trabajo y experiencia bien hechas. Es desesperante , pasan las semanas y las ofertas de empleo son cada vez más escasas, condiciones laborales que son de risa, idiomas hasta para despachar una barra de pan.
    Y me pregunto, que aptitudes en su currículum particular tienen los gobernantes que ni si quiera se les exige el dominio de un idioma.
    Quizás va siendo hora de cambiar de habitos,empezar a rechazar ofertas laborales que rozan lo ilegal. Publicarlas a fin de desenmascarar ese empleo tan cacareado de la última reforma laboral.
    A Paz le diría que amplié horizontes y busque a quien la valore, está visto que “esas” firmas de moda no quieren gente valida.
    Hace poco estuve en una showroom de estas y el trato del personal que allí atendía dejaba mucho que desear cuando unos simples zapatos rondaban los 600€.

  2. Mucho ánimo. La sociedad neoliberal capitalista, preocupada más por formas que por el fondo nos ha condenado a que las personas también pasan de moda y dejan de valer. Un aplauso a nuestros gestores una vez más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × tres =