El diputado Toni Comín ha delegado, desde su refugio en Bruselas, su voto en el portavoz de ERC. Así se podría ir a una segunda vuelta para elegir president de la Generalitat sin necesitar el apoyo de la CUP.

Las relaciones entre los grupos soberanistas no son más fáciles que las de los representantes constitucionalistas

Antes, sin embargo, será necesario que lleguen a un acuerdo los soberanistas sobre el candidato que realmente pueda dirigir los destinos del gobierno autonómico tras el 155, artículo que quedaría derogado en cuanto se forme gobierno.

Fuentes consultadas por Diario16 confirman que las relaciones entre los grupos soberanistas no son más fáciles que las de los representantes constitucionalistas o que no apoyan la independencia.

De hecho, ERC está a la espera de que JxCat presente, de verdad, a un candidato real y que pueda gobernar. Hay cierto pesimismo en Esquerra, y se teme que haya que ir a nuevas elecciones.

Este lunes Esquerra Republicana hizo pública la petición de Comín, cuando Sabrià se reunión con él en Bruselas. Los soberanistas cuentan con cuatro de los siete votos de la Mesa, por lo que no han tenido problemas.

De este modo, Junts per Catalunya y ERC cuentan con 66 escaños, lo que valdría para facilitar una investidura en segunda votación por mayoría simple si la CUP mantiene, tal y como dijo, sus cuatro abstenciones: “por solidaridad antirrepresiva”. No obstante, si el candidato fuera Puigdemont los anticapitalistar darían un voto afirmativo en la primera votación.

En el pleno de este miércoles Comín podrá votar ya a través del portavoz de su partido, aunque contra el acuerdo de la mesa caben peticiones de reconsideración y recursos del Gobierno.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Menos mal que vuelven a tomar algo de protagonismo los de ERC. Para mí que son los buenos del bando soberanista, como del constitucionalista es PSC, y nadie se entera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 15 =