El empresario sevillano Manuel Muñoz Medina, que el pasado diciembre se abalanzó contra la portavoz parlamentaria de Podemos en la Cámara andaluza, Teresa Rodríguez, y simuló besarla en la boca ante varios testigos en un acto oficial, se ha acogido a su derecho a no declarar este jueves ante la titular del juzgado de Instrucción número 11 de Sevilla. La acusación particular ejercida por la política andaluza le imputa tres delitos, con penas que oscilan entre los seis meses y los tres años de prisión.

La acusación que ejerce la diputada de Podemos sobre el ex vocal de la Cámara de Comercio de Sevilla, que dimitió tras los hechos, entiende que el empresario sevillano cometió un delito de abusos sexuales, otro contra la integridad moral y por último un delito de atentado contra la autoridad.

La Fiscalía ya avanzó en su momento que aprecia evidentes indicios de un delito contra la integridad moral, y tampoco descarta los de atentado a la autoridad y abuso sexual.

El empresario ha intentado postergar su declaración ante la jueza alegando motivos de salud, pero un forense ha determinado que se encontraba en perfectas condiciones para declarar en sede judicial, algo que finalmente no ha hecho tras acogerse a su derecho a guardar silencio.

La acusación ejercida por la diputada de Podemos ha solicitado la declaración de tres testigos de los hechos acaecidos el pasado 20 de diciembre inmediatamente después de finalizar un acto institucional en la Cámara de Comercio de Sevilla al que asistió la propia presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Estos testigos son el propio presidente de la Cámara sevillana, Francisco Herrero, otro empresario y una empleada del organismo que se encontraba allí presente. El propio presidente de la Cámara rió la “broma” (así lo consideró el propio acusado poco después de pedir perdón por el acto machista protagonizado) de su colega y añadió en tono jocoso a la diputada: “Ten cuidado que es capaz de venderte un mueble”, ya que el agresor se dedica a este sector.

Muñoz Medina, de 72 años, alegó en su defensa tras ser denunciado por la dirigente de Podemos en Andalucía que tras haber superado una grave intervención quirúrgica ese día había bebido algo de alcohol sin poder hacerlo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. si se tiró ese “empresario” de esa forma sobre teresa, que es una mujer de armas tomar, no quiero pensar que hace en su empresa con las mujeres que por alli pululen

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − siete =