El fabricante de automóviles Borgward volverá a Bremen y construirá una planta de producción allí. “Con nuestro regreso a Bremen estamos uniendo pasado y futuro”, dijo Ulrich Walker, consejero delegado de Borgward Group AG, en Bremenel miércoles. “Seguimos escribiendo la historia de Borgward”. Bremen fue el anterior hogar de Borgward, y la compañía de automoción alemana produjo en torno a 1,2 millones de vehículos de las marcas Borgward, Lloyd y Goliath aquí desde los años 20 hasta la era alemana del “milagro económico”. La construcción de la nueva planta de fabricación comenzará a principios de 2017. La producción se lanzará en la planta un año más tarde, en 2018.

Además de los argumentos objetivos, como la conexión de la logística de productos de la localización a un puerto internacional, la disponibilidad inmediata de empleados cualificados y la destacada industria de proveedores de la región, las emociones también desempeñaron un papel clave en la decisión de Borgward de venir a Bremen. “Dando este paso, estamos demostrando nuestro compromiso con Alemania como una localización industrial y para nuestra propia herencia. Naturalmente, nuestro retorno aquí es también de importancia simbólica, ya que hoy marca el comienzo de una cooperación de éxito entre la ciudad, el estado y Borgward”, añadió Walker. Christian Borgward, el nieto del fundador de la compañía Carl F.W. Borgward y presidente de la Junta Supervisora de Borgward Group AG, está tan entusiasmado como Walker sobre la decisión de volver a Bremen. Hace más de 10 años, fundó una iniciativa para la recuperación de la marca, un objetivo que finalmente ve cumplido. “La presentación de la marca Borgward reavivada en Ginebra el año pasado, la presentación del modelo de estreno, el BX7, en IAA 2015, la exposición de los modelos BX5 y BX6 en Ginebra esta primavera, y ahora la decisión de crear una planta de producción en la provincia de Bremen. Es indescriptible con qué dinámica se ha seguido la obra de mi abuelo”.

La localización exacta de la planta de producción se decidirá en unas semanas. Según Walker, Borgward mantiene actualmente charlas en profundidad sobre la localización final con posibles socios de producción, dueños de la propiedad y el Estado de Bremen.

El senador de Asuntos Económicos de Bremen, Martin Günthner dijo esto sobre la decisión: “Una cálida bienvenida a Bremen. Estamos muy contentos con la decisión de Borgward. Con nuestra competencia en el sector de la automoción y la logística tuvimos buenos argumentos para convencer a Borgward. El hecho de que la historia de Borgward se actualice donde una vez comenzó lo convierte en un evento especial para todos nosotros.”

En Bremen, se crearán entre 50 y 100 empleos durante la fase inicial. Borgward planea crear una planta de fabricación SKD con una capacidad de producción de hasta 10.000 vehículos al año. En el primer paso, la compañía construirá un pabellón de ensamblaje con unos 10.000 metros cuadrados de espacio de suelo. Junto a él, habrá un área exterior igual de grande.

Ulrich Walker dijo: “La producción se diseñará desde la base para ser flexible y estar organizada de manera que pueda ajustarse -e incrementarse- la salida de producción y el número de modelos a la demanda en cualquier momento mientras entramos en otros mercados europeos”. Borgward aumentará la fuerza laboral mientras aumenta la salida de producción. La inversión inicial estará en el rango de ocho dígitos de euro.

De acuerdo con el comunicado de Borgward de que comenzará las ventas en Europa con los SUV eléctricos, el primer modelo que se producirá en Bremen será el Borgward BX7 con un sistema de motor totalmente eléctrico. La compañía también planea fabricar versiones eléctricas ye híbridas plug-in de la serie BX5 y otros modelos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × tres =