El fin de la temporada estival supone la destrucción de puestos de trabajo, en su mayoría temporales, lo que se traduce en un nuevo aumento del número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem), que sube en octubre en 44.685 personas respecto al mes anterior (+1,2%), hasta alcanzar los 3.764.982 parados, según ha informado este jueves el Ministerio de Empleo.

En octubre se registraron 1.867.360 contratos. De ellos, 1.688.121 fueron temporales. Dentro de este último grupo destacan: Obra o Servicio Determinado -de jornada a tiempo completo- con el 26,97% del total de todos los contratos, seguido de Eventuales por Circunstancia de la Producción -de jornada a tiempo completo- con el 24,72%. Los contratos temporales con jornada a tiempo parcial suponen el 33,58%.

De esta cantidad, 166.830 contratos, el equivalente al 8,93% del total, fueron de carácter indefinido, un 10% más que en octubre del año pasado, mientras que fueron 12.409 de carácter formativo.

El paro sólo bajó en octubre en la construcción (-6.355 desempleados, -1,7%) y subió en el resto de sectores, especialmente en los servicios, que sumaron 34.763 desempleados más (+1,4%). Le siguen la agricultura, con 13.413 parados más (+8%); el colectivo sin empleo anterior (+1.828 parados, +0,5%), y la industria, donde el desempleo repuntó en 1.036 personas (+0,3%).

Por sexo, la desigualdad sigue siendo muy notable en España. El desempleo masculino se sitúa en 1.651.788 al subir en 23.341 (1,43%) y el femenino en 2.113.194, al incrementarse en 21.344 (1,02%) en relación al mes de septiembre.

Por su parte, el desempleo de los jóvenes menores de 25 años sigue siendo un lastre para el país y un grave problema que el nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy tendrá que resolver. Este se incrementa en octubre en 10.189 personas (3,3%) respecto al mes anterior mientras el paro de 25 y más años sube en 34.496 (1,01%).

Salarios muy bajos

Recientemente, el INE publico datos relativos al salario medio en España. El salario bruto medio anual por trabajador subió un 0,7% en 2014, hasta situarse en 22.858,17 euros. No obstante, el salario más frecuente fue de 16.490,8 euros anuales, con una diferencia entre ambos de casi 6.400 euros. Esta brecha se ha reducido con respecto al año 2013, cuando el salario más frecuente rondaba los 15.500 euros.

Si comparamos estas cifras con nuestros vecinos europeos, la diferencia es muy pronunciada y sitúa a España como uno de los países con peores salarios de Europa. Así, en el conjunto de la Unión Europea la brecha salarial es aún más profunda. Los que más cobran son los ciudadanos de Luxemburgo con un salario de 55.553 euros anuales, seguido de Dinamarca (54.416 euros), Reino Unido (49.621 euros), Países Bajos (49.235 euros) y Bélgica (46.693 euros).

Por otro lado, las diferencias salariales entre hombres y mujeres en España se han reducido, pero siguen siendo importantes. En general, la ganancia media anual de los hombres fue de 25.727,24 euros al año, mientras que la de las mujeres supuso el 76,7% de esta cuantía, con 19.744,82 euros, un 23,2% menos que el de los hombres.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − dieciseis =